Animales

Unos cazadores furtivos matan a un rinoceronte en un zoo de París y roban su cuerno

Un rinoceronte de cuatro años de edad fue encontrado muerto como resultado de varios disparos y con un cuerno arrancado – un nuevo giro en las masacres que se están llevando a cabo contra los animales que se encuentran en vulnerabilidad. Jueves, 27 Abril

Por Redacción National Geographic

8 de marzo de 2017

En la mañana del pasado 7 de marzo, los cuidadores del Thiory Zoo, en los suburbios de París, encontraron el cuerpo de Vince, un rinoceronte blanco de cuatro años de edad, tirado en su jaula con varias heridas en la cabeza y sin uno de sus cuernos, que por lo visto cortaron con la ayuda de una motosierra, ha comunicado el zoo a través de su página de Facebook. Su segundo cuerno también estaba parcialmente cortado, apuntando a que tal vez los asaltantes podrían haber sido interrumpidos durante la escena, o que estarían utilizando material defectuoso una vez habían matado al excepcional animal durante la noche del lunes. 

El acto se llevó a cabo “a pesar de la presencia de cinco miembros del personal del zoo que viven en sus instalaciones, y de las cámaras de vigilancia”, explican responsables del centro. “Todo el equipo está conmocionado”.

El zoológico cuenta con otros dos ejemplares de rinocerontes blancos que no han sufrido daño alguno. Uno de ellos, Bruce, de cinco años de edad, se incorporó junto con Vince en el año 2015 como parte de un programa de cría en el que participaron alrededor de 250 rinocerontes en zoológicos por toda Europa, según informa la BBC. 

En Europa ha habido muchos casos de robos de cuernos de rinocerontes en el pasado, pero todos ellos han ocurrido en museos. Se cree que esta es la primera vez que matan directamente a un rinoceronte en un zoo europeo. En los últimos años los ataques a los parques zoológicos han aumentado, afirma en un correo electrónico Katherine Johnston, portavoz de la plataforma Save the Rhino International, con sede en Londres.

"Es muy preocupante pensar que los delincuentes armados están dispuestos a entrar en los zoológicos europeos para matar a nuestros rinocerontes," ha comentado. "Este hecho muestra cómo la seguridad es cada vez más importante para los zoológicos en Europa, así como para los conservacionistas que trabajan en los estados del área del rinoceronte".

Lo que acaba de pasar en el Thiory Zoo, nos comenta Katherine, es “una voz de alarma en cuanto a la crisis de caza furtiva que ha aumentado desde el 2008, y necesitamos un fuerte respaldo por parte de la ley para hacer frente a este problema cuanto antes".

Este espantoso suceso del pasado martes se suma al llevado a cabo en un orfanato de rinocerontes en Sudáfrica, hogar del 70% de los 21.000 rinocerontes blancos que quedan en el planeta. Los contrabandistas armados se colaron en el Orfanato de Rinocerontes de Thula Thula el pasado 22 de febrero y despojaron de sus cuernos a dos rinocerontes de 18 meses de edad, Impu y Gugu, tras atar e inmovilizar al personal del centro. Uno de los rinocerontes fue asesinado, y el segundo tuvo que ser más tarde sacrificado.

“Cuando trabajas en este campo y en un complejo como éste, tienes que estar constantemente pendiente”, contó en su día Karen Trender, la directora del centro, a los medios locales. "Es una preocupación que nadie puede quitarse de la cabeza".

Los rinocerontes blancos tenían un historial de conservación bastante positivo, tras estar al borde de la extinción a finales del siglo XIX. Desgraciadamente, hoy en día vuelven a estar severamente amenazados, debido al aumento de la demanda de sus cuernos en Vietnam y China. En estos países el cuerno de rinoceronte se talla y se convierte en un objeto de gran valor, además de darle un mal uso como cura-todo en la medicina tradicional. Aproximadamente un cuarto de los rinocerontes blancos de Sudáfrica – que es, con diferencia, la subespecie de rinoceronte más abundante – han sido masacrados entre el año 2008 y el 2016.

Matar rinocerontes es ilegal, y traficar con sus cuernos está prohibido desde el año 1977 por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITIES), el cuerpo gubernamental que regula el comercio mundial de vida silvestre.

El año pasado, Francia prohibió la venta del cuerno de rinoceronte y marfil de elefante dentro de sus fronteras. China y Vietnam también han prohibido el tráfico de cuerno de rinoceronte, aunque en este caso a los conservacionistas les gustaría ver mayor un refuerzo, especialmente en Vietnam. Hasta el pasado mes de septiembre, en Vietnam todavía no se había puesto en marcha, con éxito, ni un solo caso de persecución severa en contra del tráfico ilegal del cuerno de rinoceronte.

En cuanto al asesinato de Vince, se ha abierto una investigación para perseguir a los culpables.

Read More