Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Pachystomias microdon

Pachystomias microdon

Fotografía de la Asociación para la Investigación y Conservación de los Océanos (ORCA)

20 de enero de 2017

A los humanos nos gusta explorar el mundo, pero a veces aun encontramos sorpresas en nuestro propio cuerpo.

Por ejemplo el mesenterio, una membrana que une el intestino con la pared abdominal. Un estudio reciente afirma que el mesenterio debería considerarse un órgano independiente más que un accesorio.

Esto hizo que el blog de National Geographic “La curiosidad sobre animales de la semana” se preguntase: “¿Qué órganos tienen otros animales que nosotros no tengamos?”

Cuanto más indagaron más celosos estuvieron.

Puedes ver la galería de animales con órganos curiosos aquí

Fotóforo

Son órganos que emiten luz y les proporcionan a algunos peces bioluminiscencia. Edie Widder, bióloga marina y fundadora de la Asociación para la Investigación y Conservación de los Océanos (ORCA) tiene un animal favorito: la libélula barbelada de dientes pequeños o Pachystomias microdon.

Este habitante de las profundidades tiene tres “linternas” debajo de sus ojos: una roja, otra naranja y otra azul.

Casi todos animales del océano pueden ver la luz azul, es lo que Widder llama “luces de carretera”, pero pocos pueden ver la luz roja.

Por eso este pez utiliza su luz roja a modo de “francotirador” para pillar a su presa desprevenida o para mantener “conversaciones privadas” durante el cortejo.

Widder explica que aún no se sabe para qué sirve la luz naranja.

Aun así, llevar luces de ambiente portátiles es la mejor estrategia que existe.

Galería: criaturas de las profundidades

Glándula del mentón

Esta glándula productora de feromonas provoca, por ejemplo, que las salamandras se vuelvan “locas de amor”, explica Whit Gibbons, un biólogo evolutivo retirado del Laboratorio Nacional Savannah River, de la Universidad de Georgia.

El nombre viene del latín mentum, que significa mentón y es dónde está localizada la glándula en los machos de salamandra apulmonada (Plethodontidae).

Como parte de un cortejo coreografiado, este animal lanza su cautivador olor justo en la fosa nasal de la hembra, después deposita su paquete de esperma en el suelo para que ella lo recoja si está receptiva. Las feromonas aumentan la receptividad y hacen que el apareamiento ocurra más rápido.

Esto no quiere decir que “el amor apeste”, pero para algunas especies sí que es al menos aromático.

Para seguir aprendiendo: las salamandras encogen por culpa del cambio climático

Glándulas venenosas y sensores de calor

Los vipéridos, que viven por casi toda América y Eurasia, doblan el número de órganos que nos faltan, en los que se incluyen las glándulas venenosas y un detector térmico en la cara entre la fosa nasal y los ojos.

Esos detectores captan la radiación infrarroja y son los encargados de ayudarles a sentir a su presa en la oscuridad desde tan poca distancia como 60 centímetros, explica Gibbons.

Este instinto asesino pone a los reptiles un millón de años por delante de Terminator, bromea Gibbons.

Galería: serpientes

Bolsa copulatoria

Este órgano parecido a un estómago se encuentra en el aparato reproductor de las mariposas hembra.

La bolsa copulatoria digiere nutrientes en el espermatóforo, una capsula de esperma que el macho le pasa a la hembra durante el apareamiento.

Vídeo: el nacimiento de una mariposa

Órgano de Bidder

La mayoría de los sapos, tanto machos como hembras, tienen este “ovario rudimentario”, explica Gobbons. Si se le extirpan los testículos a un macho, su órgano de Bidder crece y en cierto momento se pensaba que este órgano era una estrategia de apoyo reproductivo. También crecen cuando la testosterona está a niveles bajos.

Aun así su utilidad sigue siendo incierta.

Te puede interesar: Madgascar, a punto de ser invadido por un sapo

Clásperos

Los clásperos son órganos parecidos al pene que los tiburones macho utilizan para traspasar fluido seminal al vientre de las hembras. En algunas especies los clásperos se sostienen con protuberancias espinosas.

Los clásperos también pueden ser apéndices que algunos insectos macho usan para mantener a las hembras en el mismo sitio durante la copulación. Las libélulas macho, por ejemplo, tienen clásperos afilados en la punta de sus cuerpos segmentados que encajan en la parte de atrás de la cabeza de las hembras cuando se aparean.

¿No te alegra se humano?

Galería: Tiburones

Noticias Relacionadas

Animales A-Z

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv