Animales

Descubiertas 7 nuevas especies de rana, la más pequeña de 12 milímetros

Por Redacción National Geographic

22 de febrero de 2017

Estos diminutos anfibios, que viven en los Ghats Occidentales de India, no se dejan encontrar tan fácilmente.

Un grupo de científicos de India ha descubierto siete nuevas especies de rana, cuatro de las cuales no miden más que un M&M.

Conocidas comúnmente como ranas de la noche, estos tiernos batracios se encuentran únicamente en los Ghats Occidentales, una cordillera de gran riqueza biológica que recorre el Oeste de la India.

Este hallazgo se suma a las 28 especies de ranas de la noche que ya se tenían catalogadas, habiendo sido más de la mitad de éstas identificadas en los últimos cinco años.

Sonali Garg, una estudiante de doctorado de la Universidad de Delhi, ha declarado que seguir la pista a las ranas de la noche – de entre las más pequeñas del planeta – ha resultado bastante complicado.

Por un lado, son minúsculas. De las especies descubiertas estos días, la más pequeña mide unos 12 milímetros de largo; no obstante, la rana (y por lo tanto vertebrado) más diminuta del mundo que conocemos hasta día de hoy, tiene un tamaño de 7,7 milímetros, y se conoce como Paedophryne amauens de Papua Nueva Guinea.

ENCUENTROS SALVAJES

Además de su tamaño, estas ranitas de la noche recién descubiertas, llevan vidas ocultas en pantanos o bosques, a diferencia de otras familias de ranas que prefieren las corrientes de agua.

“Ha sido extremadamente complicado localizar a estos ejemplares, porque suelen esconderse bajo la espesa vegetación y lechos de hojas”, afirma Garg, co-autora de un nuevo estudio publicado el 21 de febrero en el diario PeerJ.

“Si nos acercábamos demasiado, dejaban de croar, cosa que complicaba aún más la búsqueda”.

Además, Garg y sus colegas tuvieron algún que otro roce con la fauna salvaje.

“Estábamos tan entusiasmados por poder registrar un croar de rana, que se nos pasó completamente desapercibida la presencia de un elefante cercano con dos grandes colmillos” nos cuenta en un correo electrónico. “Al final el elefante empezó a perseguirnos, y tuvimos que salir corriendo para salvar nuestras vidas, sin la rana y sin la grabación”.

Una vez sanos y salvos en el laboratorio, Garg y sus colegas pudieron confirmar que las muestras de ranas recopiladas eran, tras analizar su ADN, nuevas especies con características físicas y croar específicos.

AL LÍMITE

Sathyabhama Das Biju, un experto en anfibios de la Universidad de Delhi y co-autor del estudio, dice que estas especies recién encontradas necesitan protección inmediata.

“A pesar de comprobar que estas ranas son muy abundantes en sus entornos, se puede observar que en muchos casos sus hábitats se han visto perturbados por actividades llevadas a cabo por el ser humano”, cuenta Biju.

Las grandes plantaciones y el asentamiento humano están en aumento en los Ghats Occidentales, actividad que puede resultar devastadora para especies con presencias tan limitadas. “Cualquier pequeño cambio podría aniquilar por completo su población en un área determinado”.

Neil Cox, director de la Unión Internacional para la Conservación de la Biodiversidad y la Unidad de Asentamiento en la Naturaleza, añade que el cambio climático es una preocupación urgente en los Ghats Occidentales.

“Cuanto más suben las temperaturas, más posibilidades tienen las ranas de bajar su nivel de reproducción, y no sabemos muy bien cuáles serán la consecuencias”, concluye.

ENCONTRAR RANAS ANTES DE QUE DESAPAREZCAN

Casi un tercio de los anfibios que conocemos están en peligro de extinción, hecho que ha impulsado a personas como Garg y Das a intentar encontrarlas antes de que desaparezcan por completo.

“Existe una cantidad extraordinaria de nuevas especies de anfibios que se han encontrado en la última década”, dice Cox.

Entre el 2001 y el 2015, los científicos han detallado 1.581 especies nuevas de anfibios, 159 de las cuales fueron halladas precisamente en los Ghats Occidentales – el segundo lugar después de la Mata Atlántica brasileña-, con más diversidad biológica.

“Cuanta más información recopilemos sobre los lugares que habitan las diferentes especies y cómo viven y se relacionan con el entorno, mejor podremos trabajar en la conservación y la financiación para poder combatir su extinción”.

Read More