Animales

Entrevista a Ryan Johnson

Lunes, 21 Noviembre

Por Redacción National Geographic

21 de noviembre de 2011

Conocemos más de cerca a Ryan Johnson (Biólogo marino y experto en Tiburones)

¿Es cierto que el incremento de la actividad turística relacionada con tiburones blancos, como el buceo en jaulas, puede modificar su conducta?

En los últimos años la preocupación por este tema ha crecido pero realmente se hacen inmersiones en jaulas a nivel turístico desde el año 1992 y desde entonces no se han incrementado los ataques de tiburón a humanos. Hay factores más relevantes que no se tienen en cuenta como por ejemplo el estado del mar, la temperatura del agua, la cantidad de peces disponibles, etc. Los cambios en el océano tienen mayor impacto en el comportamiento de los tiburones que el ecoturismo o las inmersiones en jaula.

Hoy en día los medios de comunicación son muy efectivos y rápidos y cuando ocurre un ataque en Australia, aquí en Sudáfrica nos enteramos enseguida. Esto no es positivo para los tiburones ya que su imagen se ve perjudicada a nivel mundial. En el último año sufrimos varios ataques aquí, lo que es muy raro, pero, como he dicho, puede deberse a diferentes causas, incluidos los errores humanos.

¿Cómo definiría el estado actual de las poblaciones de tiburones en todo el mundo?

Hoy en día existen unas 400 especies diferentes de tiburones y lo que a unos les afecta no tiene porqué que afectar a otros. Desde hace unos 15 años, la población de tiburones desciende de manera dramática. Gran parte de este descenso se debe al incremento de la caza de tiburones por parte de Asia para poder obtener las aletas de los escualos. Tal y como avanza, el descenso de los tiburones no es sostenible y en un tiempo no muy lejano, algunas especies, ya en peligro de extinción, acabarán por desaparecer. Los tiburones son más vulnerables de lo que parecen y es importante que la gente se conciencie de los problemas que sufren para sumarse a la lucha por su supervivencia.

En el caso de que se continúe con la sobrepesca, ¿Cómo piensa que afectaría al resto de las especies marinas y al hombre como consumidor habitual de estas?

Antes solo podíamos especular sobre el tema pero, desde hace cuatro años y gracias a un importante estudio publicado a nivel mundial, tenemos cifras que alertan sobre el estado de la sobrepesca. Si los grandes tiburones que encabezan la cadena alimenticia desaparecen, otras especies inferiores incrementarán su número de manera descontrolada y ellas podrían acabar con el siguiente escalón de la vida marina, por ejemplo con los moluscos, lo que afectaría directamente a los humanos. Si desaparece la cabeza de la cadena submarina, el resto se vería directa y rápidamente afectado.

¿Cuál fue la razón por la que te especializaste en el estudio de los tiburones?

Soy originario de Nueva Zelanda y desde pequeño me gusta el agua. Mis amigos y yo siempre hemos estado expuestos a los tiburones, ya que practicábamos multitud de deportes al aire libre y submarinos. Además, no voy a mentir: sí, teníamos miedo de los tiburones. Pero al llegar a la universidad los estudié a fondo y aprendí que no son simples depredadores, sino que hay todo un mundo a su alrededor. Durante esos años tuve la oportunidad de analizar una de las especies de tiburones más conocida: el gran tiburón blanco. Fue algo único que cambió mi vida. Desde entonces, perdí el miedo a los tiburones y empecé a verlos de forma diferente. Ahora seguimos promoviendo el estudio y la investigación para que otras personas puedan aprender más sobre los escualos y cambiar su percepción sobre los mismos, igual que hice yo.

¿Cuál es la situación más peligrosa en la que has estado?

Mi trabajo hace que día a día esté expuesto a un peligro real pero a lo largo de mi carrera no he sufrido ningún ataque de tiburón ni ningún amago de ataque. La única vez que tuve un percance con un tiburón fue hace años, mientras tratábamos de colocarle una baliza para hacer un proyecto de seguimiento vía satélite. Depositamos al tiburón en una especie de cuna y me puse en un mal sitio. Entonces el tiburón me golpeó con la cola en la espalda. Sentí un fortísimo impacto y durante un minuto no pude moverme. Pensaba que me había roto la columna y que me quedaría paralítico pero afortunadamente todo quedó en un susto. Como he dicho, el tiburón, a pesar de que estábamos interfiriendo en su vida cotidiana, no mostró agresividad hacia nosotros. Mi problema fue estar en un lugar no idóneo y eso fue lo que justificó el accidente.

¿Qué tipo de tiburón te resulta el más curioso? ¿Por qué?

Al principio, debido a los estudios a los que me he referido antes, me fascinaba el gran tiburón blanco. Es el depredador más conocido y también el elegido por Spielberg para protagonizar su película, la más famosa sobre tiburones. Hoy en día, mi tiburón preferido es el tiburón gatopardo, un pequeño tiburón de unos 40 cm con manchas en su lomo al estilo de un leopardo, que demuestra tener una gran inteligencia. Es muy original porque el cuerpo es del mismo color y las aletas y vientre son más claros. ¡Me encanta!

¿Crees que los tiburones tendrán alguna reacción anormal a las buceadoras durante el experimento?

En las inmersiones, los tiburones tienden a nadar en círculos alrededor de los buceadores. No para atacar, sino para curiosear. Para preparar el Shark Attack Experiment hemos realizado pruebas durante tres meses con los tiburones más peligrosos del planeta: el gran tiburón blanco, el tiburón toro o el tiburón azul, entre otros. A pesar de haber provocado más de lo normal a los escualos, en ningún momento hemos sido atacados, ni hemos sufrido ningún tipo de agresividad por su parte. No obstante, el día del experimento en directo tendremos preparado un detallado plan de salvamento en caso de que pudiera pasar cualquier cosa, por pequeña que pudiera ser.  

Como curiosidad, puedo deciros que durante una de las inmersiones tenía un aparato para grabar mis anotaciones y el campo magnético que emitía atrajo más a los tiburones que el experimento que en ese momento llevaba a cabo una de las buceadoras. Los escualos se me acercaron e intentaron morder el aparato, pero yo les era indiferente. Lo que atraía era la grabadora.

Dinos por favor una curiosidad sobre tiburones que te llame la atención

El desconocimiento sobre los escualos. Existen 400 especies diferentes de tiburones y la gente sólo tiene una en mente: el gran tiburón blanco. Es algo que me llama mucho la atención porque la población de tiburones se extiende a lo largo y ancho de todo el planeta con muchas variedades de especies, algunas más llamativas. Las hay más grandes y también más pequeñas, pero sólo el protagonista de “Tiburón” se lleva el reconocimiento el común de los mortales.