Animales

León africano

Por Redacción de National Geographic

1 de junio de 2010

Los leones son los únicos felinos que viven en grupos, o manadas. Las manadas son unidades familiares que pueden incluir hasta tres machos, alrededor de una docena de hembras y su prole. Todas las leonas de la manada están emparentadas, y las cachorras suelen quedarse con el grupo durante toda la vida. En un momento dado, los machos jóvenes abandonan el grupo para formar su propia manada, usurpando un grupo liderado por otro macho.

Solo el leones macho lucen la impresionante melena que les rodea la cabeza. Los machos defienden el territorio de la manada, que puede extenderse unos 260 kilómetros cuadrados de pradera, maleza o bosques poco densos. Estos intimidantes animales marcan la zona con orina, rugen amenazadores para avisar a los intrusos y persiguen a quien ose invadir su territorio.

Las leonas son las principales cazadoras de la manada. Suelen colaborar para abatir antílopes, cebras, ñus y otros grandes animales de las praderas abiertas. Muchos de estos animales son más veloces que los leones, por lo que conviene trabajar en equipo.

Consumada la caza, el esfuerzo colectivo suele degenerar en trifulcas por el reparto de la presa, en el que los cachorros ocupan el último puesto. Los leones jóvenes no participan en las cacerías hasta que tienen alrededor de un año de edad. Si se presenta la oportunidad, los leones cazan en solitario, y también arrebatan las presas a hienas y licaones.

A lo largo de la Historia, los leones han simbolizado el valor y la fuerza. Hubo un tiempo en el que estaban presentes en la mayor parte de África y en zonas de Asia y Europa. Hoy solo se encuentran en algunas partes del África subsahariana, a excepción de una exigua población de leones asiáticos que sobreviven en el Bosque de Gir, en la India.