Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Aye-aye aferrado a una rama

Aye-aye aferrado a una rama

Fotografía de Dani Jeske y Animals Animals-Earth Scenes

Mapa

Aye-aye

Aye-aye

Resumen

Ficha del aye-aye:
¿SabÃÍas que...?
Se cree que el aye-aye es el único primate que usa la ecolocalización para encontrar sus presas.
Estado de conservación
Amenazado
Peso
2 kg
Tamaño
Cabeza y cuerpo: entre 35 y 45 cm; cola: entre 55 y 60 cm
Longevidad media en cautividad
20 años
 
Dieta
Omnívoro
Tipo
Mamífero
Comparación
Tamaño comparado con un hombre (2 metros)
Aye-aye

Los aye-ayes solo se encuentran en la isla de Madagascar. Puede que a primera vista estos extraños animales no parezcan primates, pero están emparentados con chimpancés, simios y humanos.

Los aye-ayes son de color negro o marrón oscuro, y se distinguen por su tupida cola, que es más larga que su cuerpo. También se caracterizan por tener ojos grandes, dedos finos y orejas sensibles de gran tamaño. Los aye-ayes tienen uñas puntiagudas en todos los dedos de pies y manos, a excepción de los dedos gordos prensiles de los pies, que le permiten colgarse de las ramas.

Los aye-ayes pasan su vida en los árboles de la selva tropical, y evitan bajar al suelo. Son nocturnos y durante el día se acurrucan en nidos con forma de bola que construyen con hojas y ramas. Los nidos tienen la apariencia de esferas cerradas con un único orificio de entrada, y están situados en las bifurcaciones de árboles grandes.

Apostado en las alturas, el aye-aye golpea los árboles con su largo tercer dedo y escucha el movimiento de las larvas de insectos que horadan la madera debajo de la corteza. Utiliza el mismo dedo para extraerlas, y también para sacar la pulpa de cocos y otras frutas que complementan su dieta insectívora.

Muchos indígenas de Madagascar creen que el aye-aye trae malos augurios. Por este motivo, a menudo los han matado nada más verlos. Esta caza y la destrucción de su hábitat han puesto en grave peligro al aye-aye. En la actualidad están protegidos por la ley.

Noticias Relacionadas

Animales A-Z

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv