Animales

Pequeños zorros voladores

ensas que llegan hasta el millón de ejemplares. Los murciélagos son, de hecho, voladores eficientes tal como su nombre indica, aunque su larga estadía sobre la copa de los árboles los ha convertido también en excelentes escaladores. Los pequeños zorros vo

Por Redacción National Geographic

11 de enero de 2000

Pteropus scapulatus

Los pequeños zorros voladores son murciélagos que moran en los árboles. Durante el día pueden verse posados en bandadas inmensas que llegan hasta el millón de ejemplares. Los murciélagos son, de hecho, voladores eficientes tal como su nombre indica, aunque su larga estadía sobre la copa de los árboles los ha convertido también en excelentes escaladores. Los pequeños zorros voladores utilizan sus extremidades inferiores y dedos unidos para desplazarse con agilidad por las ramas más altas de los árboles. A pesar del axioma anglosajón «tan ciego como un murciélago», éstos y otros zorros voladores poseen excelentes sentidos de la vista y el olfato, que les permiten localizar grandes cantidades de sus alimentos favoritos.

Los pequeños zorros voladores son polinizadores como las abejas, por lo que resultan cruciales para la salud y la reproducción de las especies arbóreas con floración. Se sabe que viven en muchos medios diferentes, como los pantanos, manglares o bosques de bambú. Los eucaliptos parecen ser su hábitat preferido, ya que siguen su floración desde grandes distancias y se adentran en el interior australiano mucho más que cualquier otra especie de quiróptero.

De hecho, los zorros voladores son nómadas por naturaleza. Estos murciélagos migran de forma estacional desde las selvas tropicales a zonas áridas o costeras, y se establecen en aquellos lugares donde sus flores y frutas favoritas prevalecen en un momento dado.

La amenaza más importante que pende sobre estos murciélagos es la pérdida global de masa arbórea y la consiguiente escasez de las flores y frutas de las que se nutren. No obstante, los pequeños zorros voladores siguen siendo bastante comunes y numerosos  por lo que muchos agricultores empiezan a considerarlos una plaga ya que se alimentan de los huertos cuando otras fuentes de alimento empiezan a escasear.