Animales

Pez vela

Domingo, 5 Septiembre

Por Redacción National Geographic

5 de septiembre de 2010

Ambas subspecies de pez vela, la atlántica y la indo-pacífica, viven en las zonas cálidas y templadas de los océanos de todo el mundo. Son entre azules y grises con el vientre blanco. Se llaman así debido a su espectacular aleta dorsal que abarca casi toda la longitud de su cuerpo y que mide mucho más de largo de lo que mide su cuerpo de ancho.

Pertenecen a la familia de los marlines y, al igual que ellos, la mandíbula superior sobresale por encima de la inferior, formando una punta muy afilada, como un arpón. Se encuentran cerca de la superficie del mar, normalmente lejos de los bancos de peces (sardinas o anchoas), de los que se alimentan y que a menudo guían con su “vela”, convirtiéndolos en presa fácil. Completan su dieta con calamares y pulpos.

Su carne es bastante dura y no suele comerse, pero son muy valorados en la pesca deportiva. Estos poderosos y aerodinámicos peces pueden llegar a medir más de 3 metros de largo y pesar hasta 100 kilogramos. Cuando les atrapa el anzuelo, ofrecen gran resistencia, saltando y nadando de forma espectacular, por lo que a veces se tarda horas en llevarlos a tierra.

Es una especie abundante y se les considera una población estable, por lo que no tienen estatus de protección especial.