Animales

Salamandra acuática larvaria

de un perro, de ahí que en algunos lugares se llame a esta especie “perro de agua”.     Se encuentra entre las salamandras más grandes, pues puede incluso superar los 41 centímetros de longitud, aunque la media suele encontrarse má

Por Redacción National Geographic

5 de septiembre de 2010

La salamandra acuática larvaria es una de las pocas salamandras que emite ruido. Se afirma que se trata de un ruido chirriante parecido al ladrido de un perro, de ahí que en algunos lugares se llame a esta especie “perro de agua”.

Se encuentra entre las salamandras más grandes, pues puede incluso superar los 41 centímetros de longitud, aunque la media suele encontrarse más bien en los 28. Esta especie de salamandra es común en el sur de la región central Canadá, en la región central de Estados Unidos, en el este de Carolina del Norte y en el sur de Georgia y Misisipi.

Viven en el fondo de los lagos, lagunas, ríos y arroyos, no dejan nunca el medio acuático. Se esconden entre la vegetación y bajo rocas y troncos, saliendo únicamente para cazar cualquier presa que puedan atrapar, incluidos cangrejos de río, gusanos y caracoles.

Se las distingue fácilmente por sus robustas y rojas branquias externas que desarrollan durante el periodo larvario y que nunca pierden. Tienen la cabeza plana, la cola ancha y gruesas patas con cuatro dedos. Son grises o marrones grisáceas con puntos negros azulados.

Las hembras depositan los huevos y los vigilan hasta que eclosionan, algo único en las salamandras.

Las salamandras acuáticas larvarias son una especie común y no tienen un estatus de protección especial. Sin embargo, la pérdida del hábitat y la contaminación están siendo motivo de alerta en algunos lugares.