Animales

Uapití

Por Redacción National Geographic

5 de septiembre de 2010

El nombre de uapití proviene de la lengua de los indios shawnee y significa "ciervo con los cuartos traseros blancos". El uapití está emparentado con los ciervos pero es mucho más grande que la mayoría de sus parientes. La cornamenta de un uapití macho puede sobresalir hasta más de un metro por encima de su cabeza, lo que hace que su altura total sea de casi 3 metros.

Cada mes de marzo el uapití pierde sus cuernos, que empiezan a crecer de nuevo en mayo para estar a punto para la temporada de cría, a finales del verano.

Al comienzo del verano, el uapití emigra a los pastos de alta montaña, donde las hembras darán a luz. Normalmente cada hembra pare una única cría, que ya es capaz de ponerse en pie a los 20 minutos de haber nacido.

Durante la temporada de cría, a finales del verano, el berrido de los uapitíes machos resuena entre las montañas. Estos robustos animales estrenan bruscamente su flamante nueva cornamenta en violentos combates que sirven para decidir quién se aparea con quién. Los machos con la cornamenta más grande, generalmente los más viejos, suelen imponerse en estos duelos y hacerse con el dominio de pequeñas manadas.

En invierno, los uapitíes se reorganizan en manadas más grandes, aunque normalmente machos y hembras se mantienen separados. Las manadas regresan a los pastos de los valles bajos, donde pasan la estación rebuscando hierba entre la nieve o alimentándose de arbustos que sobresalen por encima del manto nevado.

Hubo un tiempo en que los uapitíes podían encontrarse en la mayor parte de América del Norte, pero la sobrecaza les obligó a refugiarse en lugares remotos. Hoy en día la mayoría de ellos viven principalmente en el oeste de Norteamérica, especialmente en regiones montañosas, como el Refugio Nacional de Uapitíes de Wyoming y el Parque Nacional de Yellowstone. Algunos estados del este de Estados Unidos han reintroducido pequeñas manadas de uapitíes en zonas naturales abundantes en bosques.