Animales

Un tiburón cebra hembra tiene crías sin la presencia de un macho

Por Redacción National Geographic

20 de agosto de 2015

Charles Choi

Para National Geographic News

Zebedee, hembra de tiburón cebra que vive en un hotel en el desierto, lejos de machos de su especie, ha tenido crías.

A pesar de vivir sin la compañía de machos en el acuario del restaurante de un hotel en Dubai, el Burj Al Arab, Zebedee ha tenido crías durante cuatro años consecutivos, una hazaña que, según el biólogo marino David Robinson, no se había dado nunca en tiburones.

Los expertos del resort, considerado el más lujoso del mundo, ya habían visto huevos de Zebedee antes, pero daban por hecho que no tenían crías porque nunca había estado acompañada por tiburones macho. En 2007 descubrieron por primera vez que se estaba reproduciendo asexualmente.
«Estábamos trasladando los huevos y uno de nosotros sintió que se movía algo dentro de uno. Lo comprobamos con una luz y vimos que había crías», declaró a la BBC Robinson, responsable del acuario de Burj Al Arab.
«Queríamos comprobarlo, pero nadie esperaba encontrar crías», añade, «así que no nos lo podíamos creer».
 

¿Un fenómeno común?

El fenómeno se llama partogénesis, que quiere decir que los embriones se desarrollan a partir de huevos no fecundados por esperma. A pesar de que las crías son genéticamente muy parecidas a Zebedee, no son idénticas, puesto que su ADN se recombina durante el proceso reproductivo.  

Este fenómeno se da en muchos invertebrados y algunos vertebrados, como los tiburones martillo, tiburones de puntas negras o los llamados tiburones bambú.
«Ahora todo el mundo está comprobando si ha sucedido en más tiburones, y creo que es muy posible», afirma el biólogo marino Demian Chapman, de la Universidad de Stony Brook, en el Estado de Nueva York.

«Hay varias especies de tiburón que se reproducen de esta forma, por lo que creo que es razonable pensar que todos pueden».

Una ventaja para la adaptación
La partogénesis puede ser una forma de adaptación que permite a las especies sobrevivir en momentos difíciles.

Según Chapman, «sería una ventaja para los tiburones cuando buscan hábitat nuevo, puesto que no tendrían que confirmar la presencia de machos».«No es igual que reproducirse con la ayuda de tiburones machos, porque las hembras no producen tantas crías cuando se reproducen a partir de la partogénesis».
Podría decirse que la partogénesis es una forma de endogamia, por lo que las crías suelen tener poca diversidad genética y es posible que su sistema inmunológico no pueda hacer frente a todas las amenazas, además de otros efectos secundarios.

Aún así, «podría ser una forma de sobrevivir en un ambiente difícil o cuando la densidad de población es baja».

¿Se da solamente en cautividad?

A pesar de que Zebedee es el único tiburón conocido que se ha reproducido de esta forma cuatro años seguidos, Chapman cree que es un fenómeno común en los tiburones.

Aunque las células de los huevos de la hembra no entren en contacto con esperma «es posible que algunos se conviertan en embriones gracias a la partogénesis».

Todavía no se ha demostrado que este fenómeno se dé en estado salvaje, pero Chapman opina que podría saberse a partir de análisis de ADN. Las crías resultado de reproducción sexual tienen dos versiones de cada gen (uno de cada progenitor); sin embargo, en la reproducción asexual las crías solamente tienen una versión de cada gen.