NUESTROS PROGRAMAS DE BECAS

Picture of Kit DesLauriers researching wilderness in the Arctic National Wildlife Refuge.
Fotografía por Andy Bardon

La National Geographic Society traspasa las fronteras de la exploración para alcanzar un mayor conocimiento sobre nuestro planeta y dar voz a la comunidad global con el objetivo de ofrecer soluciones para un futuro más saludable y sostenible. Invertimos en gente valiente e intrépida, y en ideas transformadoras en los campos de la exploración, la investigación científica, la conservación, la educación y el storytelling. Nuestro objetivo es identificar, fomentar y formar a las personas que cambiarán el mundo de hoy y de mañana. Los beneficiarios de nuestra beca son —y siempre han sido— el alma y el corazón de nuestra labor.

Cuando concedemos una beca, no estamos simplemente financiando un proyecto. También invitamos a un científico, conservacionista, educador o narrador a unirse a una apasionada comunidad de líderes globales con ideas afines. Estos líderes son los Exploradores de National Geographic.

 


¿QUÉ CUALIDADES TIENE UN EXPLORADOR DE NATIONAL GEOGRAPHIC?

Buscamos personas de cualquier parte del mundo a quienes no les de miedo correr riesgos, pensar de forma diferente y desafiarse a sí mismos y a los demás para sobrepasar las fronteras de lo posible. Ya seas científico, narrador, conservacionista o educador, tienes la capacidad de revelar la impresionante diversidad y las complejidades ocultas de nuestro mundo, compartiendo ideas e información que promuevan soluciones importantes.

Los Exploradores de National Geographic comparten un conjunto de valores que les guían en su búsqueda por entender mejor nuestro planeta y sus interconexiones más esenciales. Esperamos que nuestros exploradores aprovechen su influencia en la ciencia, exploración, educación y storytelling para cambiar el mundo.

 

 


¿POR QUÉ CONVERTIRSE EN UN EXPLORADOR DE NATIONAL GEOGRAPHIC?

Desde 1888, la National Geographic Society ha traspasado fronteras para explorar y documentar nuestro mundo, prestando apoyo a 12.500 proyectos de becas en su camino. En la actualidad, la Tierra se encuentra en una encrucijada y tenemos la oportunidad y la necesidad urgente de actuar. Trabajamos para incrementar el conocimiento global sobre nuestro planeta y crear una comunidad de cambio, divulgando ideas clave sobre el mundo y poniendo a prueba algunas de las cuestiones científicas más apremiantes de nuestro tiempo. Todo ello con el objetivo de inspirar soluciones para el bien común.

 


Ellos lo consiguieron: españoles que financiaron sus proyectos con una beca de National Geographic

David Velázquez

David Velázquez es biólogo e investigador de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha desarrollado su carrera científica centrándose en la ecología microbiana de las zonas polares. Con casi 15 años de experiencia en investigación polar, cuenta en su haber con distintas expediciones a las zonas más extremas tanto del Ártico como de la Antártida y un amplio historial de publicaciones científicas de alto impacto principalmente estudiando la biodiversidad y la ecología de ecosistemas polares.

Su proyecto «Microbial mats: survival strategies in the Canadian Arctic» fue financiado por National Geographic Society, donde investigó la dinámica de estas comunidades microbianas que son clave para la circulación de nutrientes en las zonas polares. El trabajo estaba enmarcado dentro de otro ya en marcha tanto en el Ártico como en la Antártida y gracias a su beca de National Geographic Society pudo realizar trabajos de campo en el Ártico durante el verano de 2012 en Resolute Bay (Cornwallis Island), Ward Hunt Island (83ºN) y Kuujjuarapik (Northern Quebec).

Reyes Alejano

Reyes Alejano Monge es ingeniera de Montes e investigadora en la Universidad de Huelva. Su tesis doctoral se centró en el pino salgareño o Pinus nigra, la especie más longeva que se conoce en nuestro país, con ejemplares que pueden alcanzar los mil años.

Ha trabajado en diversos proyectos nacionales e internacionales relacionados con los sistemas agroforestales, en especial con las dehesas, gestión y conservación de bosques maduros y dendrocronología (ciencia que estudia las variaciones anuales de crecimiento en la madera). Sus investigaciones consisten básicamente en extraer información contenida en la madera de árboles vivos para elaborar cronologías de anchura de anillos de crecimiento a lo largo del tiempo (obteniendo series de casi un milenio), que sirven para obtener abundante información sobre la historia ecológica, especialmente climática, y de gestión de los árboles.

Cuando unos investigadores americanos le hablaron de los proyectos de National Geographic, la misma institución que desde su juventud le había fascinado, no dudó en intentar unirse a ellos. Ahora colabora con el Instituto Jane Goodall –también becada en su momento por la Sociedad– en la conservación del hábitat del chimpancé en zonas límite de su área de distribución.

Laura Domingo

Laura Domingo es doctora en Geología e investigadora en el Instituto de Geociencias del CSIC y la Universidad Complutense de Madrid. En 2015 recibió el Premio Joven de Ciencia y Tecnología de la Universidad Complutense.

Buena parte de su investigación como paleontóloga se centra en el uso de recursos y hábitats, ocupación de nichos ecológicos y relaciones tróficas (cadena alimentaria) del Mioceno final (hace aproximadamente 9,6 a 9,1 millones de años) en la Península Ibérica. Su trabajo se basa en los resultados del análisis de isótopos estables de carbono y oxígeno del esmalte dental de diferentes especies de mamíferos herbívoros (presas) y carnívoros (depredadores).

Gracias a las becas de National Geographic ha podido realizar excavaciones en el Cerro de los Batallones (Madrid) en busca de fósiles de mamíferos del Mioceno final.

Además, ha realizado trabajos de campo en el yacimiento paleontológico de Somosaguas (Madrid) y en el de Sima del Elefante (Sierra de Atapuerca, Burgos).

Soledad Domingo

Soledad Domingo es Doctora en Geología en el departamento de Paleobiología del Museo Nacional de Ciencias Naturales- CSIC, y el departamento de Paleontología en la Universidad Complutense de Madrid.

Su experiencia se centra en el ámbito de la paleontología vertebrada.

Su investigación llevada a cabo en el yacimiento madrileño del Cerro de los Batallones ha sido posible gracias a la financiación procedente de la beca National Geographic. Domingo trabaja allí desde 2005 y empezó a hacerlo porque su tesis doctoral se centró en uno de sus yacimientos, en concreto de Batallones-1, el primero que se descubrió en el cerro en 1991. El trabajo de campo financiado por el proyecto de National Geographic Society le ha permitido estudiar cuál ha sido el modo de formación de estos yacimientos ricos en herbívoros.

Además, es fellow Marie Sklodowska-Curie de la Comisión Europea en el Departamento de Ecología Evolutiva en la Estación Biológica de Doñana, en Sevilla.

 

 


Contactar

The National Geographic Society
Grant Programs
1145 17th Street NW
Washington, DC 20036
cre@ngs.org