Ciencia

Descubierto el dinosaurio con cuernos más antiguo del mundo

Por Redacción National Geographic

13 de noviembre de 2012

Una especie de dinosaurio recién descubierta, que habitó en Canadá hace 78 millones de años, ha resultado ser el reptil con cuernos más antiguo descubierto en Norteamérica.

«Entre los más grandes, similares al Triceratops, sin duda éste es el más antiguo», afirma el biólogo Michael Ryan, autor principal del nuevo estudio sobre este dinosaurio, publicado online el jueves en la revista Canadian Journal of Earth Sciences.

Esta nueva especie de herbívoro ha sido bautizado como Xenoceratops foremostensis, que significa «extraño con cuernos de Foremost», ciudad canadiense donde se encontraron algunos de sus fósiles en 1958.

Al igual que su pariente más famoso, el Triceratops, que vivió 15 millones de años más tarde, el Xenoceratops tiene grandes cuernos en su frente y un volante que sobresale de la parte posterior de su cráneo. A diferencia del Triceratops, la nueva especie también tiene cuernos en el volante.

Distinto a cualquier otro

 

El nuevo dinosaurio ha sido descubierto a partir de fragmentos de fósil de cráneo y cuernos encontrados en Alberta (Canadá). Ryan y su equipo encontraron recientemente huesos de 78 millones de años de antigüedad durante una excavación, lo que les llevó a buscar otros fósiles del mismo periodo en el Museo Canadiense de la Naturaleza, en Ottawa.

El equipo descubrió entonces los fósiles de 1958, que habían sido archivados hacía tiempo. Éstos databan del mismo periodo que los huesos descubiertos por Ryan y sus colegas y parecían pertenecer a la misma especie sin identificar.

«En el museo encontramos dos grandes piezas del volante, incluido uno de los cuernos. En cuanto las vi, comprendí que eran distintas a las de cualquier otro dinosaurio con cuernos», comenta Ryan, que dirige el departamento de paleontología vertebrada del Museo de Historia Natural de Cleveland, en Ohio (Estados Unidos).

De aproximadamente 6 metros de largo y más de 2 toneladas, el Xenoceratops tenía un tamaño normal para un dinosaurio de este tipo; el Triceratops era la mitad de grande. La especie recién descubierta, sin embargo, se encontraría entre los ceratópsidos más grandes vivos hace 80 millones de años.

Los Xenoceratops debieron ser depredadores emparentados con el Tyrannosaurus rex, los dinosaurios de «pico de pato» y los ankylosaurs, dinosaurios parecidos a armadillos gigantes con una cola muy larga.
Según Ryan, en el periodo cretáceo tardío, todos ellos habrían conocido una Alberta muy distinta a la fría provincia que es hoy.

«Probablemente entonces había periodos húmedos y secos, pero nunca habría habido nieve o hielo».

Hoy en día, la región de Foremost es una llanura habitada por los dinosaurios modernos: el ganado.

Evolución temprana

El llamativo volante de los Xenoceratops demuestra que los dinosaurios con cuernos desarrollaron adornos craneales en etapas muy tempranas y, según los científicos, se volverían más elaborados con el tiempo.
«Lo que antes sabíamos sobre estos dinosaurios databa de hace entre 65 y 75 millones" de años», explica Ryan. «Lo que hemos hecho ahora es retroceder varios millones de años».

Por otra parte, parece que las subfamilias del Xenoceratops y el Triceratops (Centrosaurinae y Chasmosaurinae, respectivamente) no eran tan diferentes al principio de la evolución.

«Estamos viendo que aunque los extremos de ambos grupos parecen muy distintos», por ejemplo, los descendentes del Xenoceratops no tenían los largos cuernos en la frente de los Triceratops, «los ejemplares ancestrales de ambos grupos eran muy parecidos», afirma Ryan.