Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Los restos fósiles perfectamente conservados de este dinosaurio demuestran que poseía colores oscuros y claros para camuflarse

Los restos fósiles perfectamente conservados de este dinosaurio demuestran que poseía colores oscuros y claros para camuflarse

Por Jakob Vinther, Universidad de Bristol

Rodeado de depredadores hambrientos, este pequeño dinosaurio herbívoro de principios del Cretáceo hizo lo más sensato que podía hacer: ponerse camuflaje.

El análisis de estos restos fósiles perfectamente conservados han revelado uno de los "trabajos de pintura" más elaborados jamás observados en un dinosaurio, que incluyen un color marrón oscuro en el lomo y un color más claro sobre el abdomen. Hoy en día, los antílopes, los peces y otros animales tienen zonas similares, oscuras y claras, que confunden a los depredadores, pero este es el primer descubrimiento de unas marcas similares en un dinosaurio

"Este es caso único", explica el paleontólogo Jakob Vinther, de la Universidad británica de Bristol, co-autor del estudio que describe el fósil, publicado en la revista científica Current Biology. "Podemos observar claramente que hay patrones de colores... rayas, puntos". 




El fósil también es memorable por una razón más bien vergonzosa: parece que estaba defecando. Una protuberancia que sale de su trasero, con forma redondeada, se parece mucho a las deposiciones perrunas. Los investigadores afirman que el objeto podría ser un hueso, pero su composición sugiere que es material fecal.

Aun así, el animal "probablemente no murió mientras defecaba", explicó Vinther por email. "Los gases de los restos del animal podrían haber expulsado esos desperdicios, o quizá los intestinos del dinosaurio seguían moviéndose después de su muerte".

Este tipo de reptil se conoce como Psittacosaurus, o "lagarto loro". Tenía el tamaño de un golden retriever, con espinas regorditas en sus mejillas y una mandíbula en forma de pico. A lo largo de su cola sobresalían plumas exuberantes, como si fueran púas de un cepillo de dientes.




Este Psittacosaurus en particular vivió hace 120 millones de añosen el territorio de la actual China. Y no era un vecindario seguro. Los depredadores locales incluían el Yutyrannus, un gigante parecido al T-rex que pesaba más de una tonelada, y un pariente más pequeño del T-rex conocido como Dilong.

La espalda oscura y el vientre más claro del Psittacosaurus, visibles en las escamas que quedaban del espécimen, podrían haberle ayudado a escapar de las garras de los hambrientos carnívoros. Los depredadores modernos utilizan la sombra de un objeto para evaluar su forma, según explica Vinther, y cuando la presa es más oscura en la parte superior que en la inferior -un patrón de colores conocido como contrasombreado- las sombras se minimizan y los animales parecen más planos




Un dinosaurio de jungla

Para saber más sobre el entorno del dinosaurio, los investigadores construyeron un modelo a escala real del Psittacosaurus y lo pintaron de gris. El modelo fue fotografiado en un jardín botánico en días claros y nublados, tanto al aire libre como cubierto de vegetación.

Las imágenes muestran que el color del Psittacosaurus proporcionaba un mejor camuflaje en luz difusa, no a pleno sol. Por lo tanto, el reptil probablemente vivía en la jungla y no en la sabana, según concluyeron los investigadores.

La pigmentación oscura del dinosaurio probablemente servía a otros propósitos también. Las rayas oscuras de la parte interior de sus piernas podría haber mantenido a raya a los insectos, como las barras oblicuas que adornan las piernas de las cebras actuales. Y las manchas en la parte exterior de las piernas delanteras podrían haber servido para curtir la piel, gracias a las propiedades endurecedoras de las moléculas del pigmento.

Otros científicos afirman que, debido a la dificultad de reconstruir a animales extintos y su entorno, el nuevo estudio presenta un argumento excelente a favor de que este animal recurriera al camuflaje


Vídeo: El color de los dinosaurios


"No supone una sorpresa que un dinosaurio hiciera algo como esto", afirma el paleontólogo David Hone de la Queen Mary University of London. Pero "es muy importante, ya que demuestra que estos patrones estaban presentes en realidad... Nos da esperanzas de encontrar más, y después podremos empezar a ver cómo estas cosas cambiaron a través del tiempo". 

Los nuevos resultados "molan mucho", en palabras del paleontólogo Gareth Dyke, de la Universidad de Debrecen (Hungría), quien ha descubierto que los reptiles extintos conocidos como mosasaurus tenían espaldas oscuras y podrían haber tenido vientres claros. Lo que es interesante, según Dyke, es "la variedad de colores que se observa en un único fósil. No vemos esto, al menos que yo sepa, en muchos, por no decir en ningún fósil de dinosaurio". 

Se sabe que los dinosaurios con plumas exhibían un plumaje con un colorido muy hermoso, pero Vinther argumenta que este espécimen tenía escamas, y no plumas. Y eso hace al Psittacosaurus el claro ganador en este concurso de belleza de dinosaurios

"Este es definitivamente el mejor espécimen", concluye Vinther, "el Santo Grial de los dinosaurios". 


Sigue leyendo: 





Share

Noticias Relacionadas

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv