Espacio

El impacto de un asteroide en la Tierra es inevitable

Por Redacción de National Geographic

20 de septiembre de 2011

Cada cinco o diez años un asteroide del tamaño de un autobús escolar se acerca a la Tierra, y cada 50 años uno de éstos impacta en ella.

El último asteroide que pasó rozando la Tierra fue bautizado como el asteroide 2011 MD.  Este asteroide rozó la superficie de la Tierra a una distancia de 7.500 millas (12.000 kilómetros), aproximadamente 30 veces más cerca que la luna.

Los investigadores del programa de 'Investigación de Asteroides Próximos a la Tierra' (en inglés LINEAR) del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) descubrieron el asteroide el 22 de junio y calcularon su tamaño entre 20 pies (6.3 metros) y 46 pies (14 metros) de ancho. 

Los astrónomos midieron su velocidad máxima a unos 63.000 millas (101.000 kilómetros) por hora.

Pese a ser pequeño en la escala de los asteroides, el 2011 MD pasó lo suficientemente cerca como para que astrónomos aficionados pudieran verlo con telescopios sencillos.

Si el asteroide hubiera tenido una trayectoria de colisión con la Tierra, la roca espacial hubiera tenido el tamaño y la velocidad suficiente para llegar hasta la superficie terrestre, dijo el científico planetario del MIT, Ben Weiss.

“La colisión acabaría produciendo algo similar a una explosión y un cráter considerable”, dijo. “no es el tipo de cosa que quieres que aterrice en Manhattan”.

“Antes o después”, dijo Weiss, “nos golpeará uno más grande”. “Este no fue un evento extraordinario en el mundo de los acercamientos de asteroides”, dijo Weiss.

“Recientemente hemos monitorizado otros cinco objetos que se acercaron aún más, incluso uno de ellos llegó a caer sobre la Tierra”.

Fue el asteroide 2008 TC3, que tenía la mitad de tamaño que el 2011 MD.

Los astrónomos avistaron ese objeto en octubre del 2008, unas 24 horas antes de su feroz entrada en la atmósfera. Los equipos pudieron recoger sus restos luego en el desierto de Sudán.

''El asteroide descubierto volverá''

El Asteroide 2011 MD está considerado un asteroide tipo Apollo, porque su órbita es muy similar a la de la Tierra, pero con una órbita más larga y oval.

Los astrónomos anuncian que vuelve la misma roca espacial, y puede que incluso, es posible que pase más cerca la próxima vez, pero es difícil saberlo con seguridad.