Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Desenfocar a propósito

Desenfocar a propósito

Photograph by Jim Richardson

Desenfocar un elemento de la imagen no es fácil.

Evidentemente no me refiero a las típicas fotografías que no salen correctamente enfocadas; las que elimino inmediatamente y de las que no hablo con nadie. No, me refiero a los recursos que los fotógrafos empleamos de forma intencionada para limitar la profundidad de campo en nuestras fotografías. Aquello que hacemos para que el fondo tenga un aspecto agradable y suave, enfocando al sujeto para que sobresalga claramente del entorno.

Aún recuerdo aquel momento en que, hará ya unos 50 años, descubrí por primera vez cómo se podía utilizar la cámara para lograr este efecto, maravillándome por el tipo de imágenes que W. Eugene Smith producía para la revista Life. O el tipo de imágenes brutales que David Douglas Duncan era capaz de evocar mostrando los campos de batalla de Corea, enfocando los ojos de un soldado estadounidense exhausto en busca de algo que alivie su fatiga.

El método estándar para controlar la profundidad de campo es controlar la abertura del diafragma de la lente. Y casi siempre es suficiente. Una abertura grande proporciona poca profundidad de campo y una abertura pequeña proporciona mucha profundidad, enfocando casi todos los elementos.

Esto es verdad hasta cierto límite, aunque el límite no quede muy lejos. Esta máxima tiene varias e importantes limitaciones; además, existen otros criterios importantes que debe tener en cuenta si de verdad quiere que el efecto funcione.

Algunos consejos:

  • La abertura del diafragma no es tan importante como se suele pensar:

Sí, puede controlar el rango de enfoque para cualquier distancia entre elementos; sin embargo, que pueda controlar la abertura del diafragma no le garantiza que pueda convertir un fondo perfectamente nítido en uno completamente desdibujado.

  • Es muy importante acercarse al sujeto:

En otras palabras, si de verdad quiere difuminar el fondo, acérquese lo máximo posible al sujeto. Incluso una lente con una abertura máxima extremadamente grande como mi Nikkor 14-24 mm f/2.8 proporciona una profundidad de campo muy baja cuando el sujeto está a 15 centímetros] de la lente. La distancia al sujeto influye notablemente en la nitidez del fondo.

  • La distancia relativa del sujeto también es un factor determinante:

Una distancia relativa elevada entre el sujeto y el fondo permite controlar de forma eficaz la profundidad de campo. Si un sujeto está a una distancia de 0,6 metros y el fondo está a 15 metros, se obtiene una profundidad de campo muy baja. Por otro lado, he fotografiado partidos de fútbol en días con una gran cantidad de luz solar y he intentado hacer destacar a los jugadores de entre la multitud del fondo. Si los jugadores estaban en el otro lado del campo y la multitud estaba tan solo un poco más lejos, no importaba qué abertura de diafragma estuviera usando, incluso si se trataba de una lente 300 mm f/2.8. Pero un ligero cambio en el ángulo alejaba a la multitud y centraba la atención claramente sobre los jugadores.  

  • Acérquese al suelo:

¿Cómo? Puede sonar muy estúpido, pero reflexione: si está de pie mientras fotografía una flor que está en el suelo, el fondo detrás de la flor queda prácticamente a la misma distancia. Sin embargo, si se agacha, el fondo está mucho más lejos y queda completamente desenfocado. Este fenómeno era muy conocido en la época de las cámaras réflex de doble objetivo; era fácil colocarlas en el suelo y observar desde arriba a través del visor. Eche un vistazo a las fotos de moda de los años 50 tomadas con una Rolleiflex y comprobará el efecto. Funcionaba a la perfección.

  • Elija un fondo sin reflejos especulares:

Siempre resulta más sencillo desenfocar algo  grande y monótono que un montón de reflejos de luz brillante. Y si el fondo es un cielo completamente uniforme, es probable que ni siquiera sea necesario desenfocarlo.

  • Cómprese una cámara más grande:

Si tiene una cámara compacta, cómprese una réflex digital. Si tiene una réflex digital de baja resolución, hágase con una réflex digital de formato completo. Si quiere realizar desenfoques profesionales, cómprese una cámara 8x10. La física de la lente funciona de tal forma que, cuanto más grande sea la película o el sensor, mayor será la profundidad de campo. Las cámaras compactas tienen lentes con una distancia focal extremadamente corta, por lo que prácticamente todos los elementos de la escena quedan enfocados independientemente de lo que se haga. (Si es un fanático de la profundidad de campo y quiere rebatir mi argumento, lea el siguiente punto y encontrará más razones por las que oponerse.)

  • Cómprese un objetivo con una distancia focal mayor:

De nuevo, es cuestión de física. Cuanto mayor sea la distancia focal de la lente, menor será la profundidad de campo—en la práctica. En los objetivos gran angular la profundidad de campo es mayor y en los teleobjetivos es mucho menor—en la práctica. Si es un fanático de la profundidad de campo, estoy seguro de que protestará con indignación. Sí, conozco todos los argumentos y debates en internet en los que se producen luchas encarnizadas sobre la profundidad de campo. Pero para la práctica habitual de los fotógrafos profesionales, lo que acabo de decir es cierto.

  • Compre un objetivo para basculación y desplazamiento (Tilt and Shift) y no lo use correctamente:

Aquí entra en juego la basculación. Desde los comienzos de la fotografía, se ha conocido el efecto de mayor profundidad de campo que se obtiene al bascular la lente. Y ese ha sido el uso más habitual de las lentes Tilt and Shift (además de impedir que los edificios de gran altura se vengan abajo.) Pero no hay nada que impida al fotógrafo creativo utilizarlas de forma “incorrecta”—inclinarlas hacia el lado contrario y disminuir considerablemente la profundidad de campo. Pueden conseguirse resultados muy interesantes. Por otro lado, parece que todo el mundo conoce este truco, por lo que pronto quedará anticuado

  • Compre una Lensbaby:

Se trata de una lente Tilt and Shift (pero sin desplazamiento) combinada con un elemento que, entre otras cosas, suaviza los contornos de la imagen. Se pueden lograr resultados muy divertidos y proporcionan un gran control sobre la profundidad de campo (siempre que quieras poca). 

  • Utilice la brocha de «desenfoque»de Photoshop:

La mayoría de los programas informáticos disponibles en la actualidad proporcionan una gran cantidad de herramientas para desenfocar una imagen e insertar detalles en cualquier lugar de la misma. Pero debe tener claro que cuando utiliza estas herramientas está entrando en el campo de la fotografía de “ficción”. Puede conseguir gran belleza y dramatismo, pero debe asegurarse de describir el contenido de la fotografía como «ficción».

Jim Richardson es un periodista gráfico reconocido por su exploración de la vida de la gente sencilla. Sus fotos a menudo se publican en la revista National Geographic.

Share

Juega con los planetas

Postales desde el Espacio

Escala Planetria
  1. Fox
  2. National Geographic Channel
  3. National Geographic
  4. Nat Geo Adventure
  5. Fox Networks
  6. FoxCrime
  7. Viajar