Historia

Hallados en Atapuerca restos fósiles de 400.000 años de antigüedad

Martes, 19 Julio

Por Redacción National Geographic

19 de julio de 2016

La temporada de excavaciones 2016 en Atapuerca ha resultado ser todo un éxito. Los trabajos de investigación, dirigidos por Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez y Eudald Carbonell, comenzaron el pasado 16 de junio con diversos objetivos. Entre ellos se encontraba el de continuar las excavaciones en diversas cuevas prometedoras, algo que ha dado sus frutos.

Ha sido en Cueva Fantasma donde los científicos han descubierto restos con una antigüedad de entre 350.000 y 400.000 años. Esta cueva se había abierto a las excavaciones el año pasado, ya que los científicos tenían indicios de que podría albergarrestos con una cronología de 1,5 millones de años

El equipo de arqueólogos tiene esperanzas de poder encontrar restos anteriores en el tiempo, lo que supondría un hallazgo clave para Atapuerca, superando así a los restos de 1,3 millones de años, los más antiguos descubiertos hasta la fecha en esta sierra.

Una buena temporada arqueológica

Pero la Cueva Fantasma no ha sido el único emplazamiento en el que se han obtenido nuevos fósiles.

En el yacimiento de la Sima del Elefante se han encontrado restos de diversos mamíferos, entre ellos osos, ciervos y varias aves. Lo curioso es que en alguno de estos restos se podía apreciar el rastro de la actividad humana

También en el yacimiento de la Galería se han podido encontrar restos de animales (principalmente caballos), a los que podemos sumar diversas herramientas de piedra elaboradas con materiales como sílex. Los expertos han podido así demostrar que los humanos de la era del Pleistoceno Medio (hace unos 780.000 años) utilizaban esta cueva de Atapuerca para atrapar animales, que caían al fondo de la galería, para posteriormente aprovecharlos como alimento o con otros fines.

Por otra parte, también se han realizado investigaciones prometedoras en la Gran Dolina. En este yacimiento se han podido encontrar tanto restos animales –de herbívoros y carnívoros– como restos humanos. Estos últimos componen la mayor concentración de pruebas que documentan la actividad humana de forma continua en Europa. Gracias a estos restos los científicos podrán investigar el periodo de 400.000 años entre el Homo antecesor (de 0,8 millones de años de antigüedad) y los restos de la Sima del Elefante (lugar con una antigüedad de 1,2 millones de años).

En la Cueva del Mirador, por su parte, han encontrado restos de las etapas finales del Neolítico, cuando esta parte de la cueva se utilizaba como redil –como demuestran los restos fósiles de cabras y ovejas–.

La fructífera excavación de la Cueva Mayor

Asimismo, en los yacimientos de la denominada Cueva Mayor se han podido recuperar restos de gran importancia arqueológica. En primer lugar, las excavaciones en la Sima de los Huesos han resultado en el hallazgo de más fósiles humanos. Pero los trabajos proseguirán hasta el día 28 de julio y los investigadores se muestran optimistas, ya que hay muchas posibilidades de encontrar muchos más restos humanos. Entre los fósiles encontrados figuran varios fragmentos de costillas y de cráneo, así como una clavícula y partes de tibia, peroné y húmero

En la Galería de las Estatuas se han descubierto pruebas de asentamientos neandertales, las únicas muestras conocidas de esta época en Atapuerca, con una cronología de entre 48.000 y 52.000 años. Y finalmente en el Portalón han podido hallar restos de asentamientos más recientes, Neolíticos y Romanos, entre los que se incluyen restos de cerámica e incluso elementos metálicos.

La temporada de excavaciones para este año 2016, la más concurrida e internacional hasta ahora con 284 miembros en el equipo, todavía no ha concluido en Atapuerca. Y según lo que afirman los expertos, el hallazgo de los restos más antiguos encontrados hasta la fecha se podría producir en cuestión de semanas