Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Gorila occidental de llanura, en grave peligro

Gorila occidental de llanura, en grave peligro

Por Joel Sartore, National Geographic/Photo Ark

Esta semana, durante el Congreso Mundial de la Naturaleza celebrado en Hawái, la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) ha anunciado las actualizaciones de la Lista Roja de Especies Amenazadas. En ella se incluía a 82.954 especies, de las cuales 23.928 sufren la amenaza de la extinción.


Este comunicado, además, traía pésimas noticias para los grandes simios, que se encuentran al borde de la extinción.

El primate más grande del mundo, el gorila oriental africano, se encuentra actualmente clasificado en peligro crítico, con una población que ha decrecido un 70 por ciento en los últimos 20 años. Esto se debe principalmente a la caza furtiva para su comercio y para el consumo de su carne, así como a la destrucción masiva de su hábitat, que ha devastado a la mayoría de los ejemplares.



“Nosotros, los humanos, somos la única especie de gran simio que no sufre la amenaza de la extinción”, explicó Carlo Rodinini, coordinador del Programa Global de Evaluación de Mamíferos de la UICN. 

Estamos acabando con nuestros parientes más próximos, mandándolos al olvido”, afirmó M. Sanjayan, científico principal de la organización sin ánimo de lucro Conservation International. 

La caza también supone el problema más importante para el gorila oriental de llanura, una subespecie de gorila cuyos ejemplares han descendido de los 17.000 en 1994 a menos de 4.000 en 2015.

“La clasificación de peligro crítico hará que destaque la imagen de esta subespecie de gorila y atraerá atención hacia su difícil situación”, explicó en una declaración Andrew Plumptre, autor principal de la lista revisada de gorilas de planicie e importante conservacionista en el Programa de Uganda de la Wildlife Conservation Society. “Tiende a ser un simio ignorado en África, a pesar de ser el más grande del mundo”. 




Las otras especies que también se encuentran en peligro crítico son el gorila occidental, el orangután de Borneo y el orangután de Sumatra. Mientras que las dos especies restantes de grandes simios, el chimpancé y el bonobó, se han clasificado como “en peligro”. 

Aunque las noticias no son tan negativas para el gorila de montaña, la otra subespecie de gorila oriental, cuya población no ha disminuido principalmente gracias al ecoturismo en la República Democrática del Congo, Uganda y Ruanda, según afirma Ginette Hemley, vicepresidenta ejecutiva de la WWF.
Sin embargo, Hemley también añade que la población de gorilas de montaña es todavía muy pequeña, situándose por debajo de los 1.000 ejemplares




Cebras y antílopes, casi amenazados

La clasificación de la cebra común también ha sido modificada, de “preocupación menor” a “casi amenazada”. Esto se debe al desplome en el número de ejemplares en un 24 por ciento en los últimos 14 años, desde los 660.000 a aproximadamente 500.000 en la actualidad. La caza furtiva por su carne y su piel es la principal amenaza para estos animales. 

Por su parte, tres especies de antílope africano (el duiker bayo, el duiker de vientre blanco y el duiker de lomo amarillo) también han sido clasificadas como “casi amenazadas”. 

Aunque las poblaciones de estas especies dentro de las áreas protegidas son relativamente estables, aquellas en otras áreas están decreciendo debido a la caza ilegal continuada y a la pérdida de hábitat

La caza ilegal y la destrucción de hábitat son todavía amenazas importantes que están conduciendo a la extinción a muchas especies de mamíferos”, explicó Carlo Rodinini. 




Buenas noticias para los pandas y los antílopes tibetanos

Por otra parte, los esfuerzos realizados para salvar a los pandas gigantes, símbolo de la conservación de vida silvestre en todo el mundo durante medio siglo, están surtiendo efecto: este icónico oso blanco y negroya no se encuentra en peligro, según anunció el organismo internacional para la protección de especies. 

El oso panda, nativo de los bosques de bambú de China, ha pasado de “en peligro” a “vulnerable” en la Lista Roja. Las poblaciones en estado salvaje han ido aumentando a un ritmo constante en torno al 17 por ciento en una década, hasta 2014, año en el que un censo a nivel nacional hizo un recuento de 1850 pandas gigantes en China. Es un avance desde 2003, cuando solo había 1600 ejemplares en libertad.




Este éxito para el panda gigante, en peligro desde 1990, se debe a dos factores: un importante descenso de la caza furtiva, que era rampante en la década de 1980, y una gran expansión del hábitat protegido de estos animales. En la actualidad, China cuenta con 67 reservas para pandas. 

“Esta clasificación es más que merecida”, explica Sanjayan. “El gobierno chino ha estado trabajando duramente durante 30 años para salvar a los pandas, no va a dejar que se extingan”. 

Sin embargo, Marc Brody, consejero para la conservación y el desarrollo sostenible en la reserva natural china de Wolong, declaró que “todavía es pronto para concluir que los pandas están aumentando en estado salvaje, quizá simplemente tenemos mejores métodos para contarlos en libertad”. 

“El gobierno chino merece el crédito y el apoyo por todo el progreso que ha realizado en la gestión de pandas, en cautividad y en estado salvaje… pero no existe una razón justificable para cambiar la clasificación de esta especie de ‘en peligro’ a ‘amenazado’”, afirma. 

“De hecho, los hábitats adecuados para los pandas están decreciendo debido a la fragmentación en curso que provoca la construcción de autopistas, el desarrollo del turismo en la provincia de Sichuan, así como otras actividades económicas humanas”. 

Hemley también destacó que el antílope tibetano, una especie en peligro y masacrada durante las últimas décadas a causa de su pelaje, también se está recuperando. Esta especie de montaña se encuentra clasificada como “casi amenazada”, según la Lista Roja. 




Las plantas, también amenazadas

Finalmente, el informe también destacaba “el devastador impacto de las especies invasoras”: el 87 por ciento de las 415 plantas originarias de Hawái se encuentran amenazadas por la extinción, según la Lista Roja. 

Cuatro especies se han clasificado como “extintas en estado salvaje”, incluyendo la Haha (Cyanea superba), que se observó por última vez en estado salvaje en el año 2003. 

“La pérdida de plantas supone la pérdida de tesoros culturales irremplazables”, explica Matt Keir, miembro del Grupo de Especialistas en Plantas Hawaianas de la UICN. 



Sigue leyendo: 




Noticias Relacionadas

Medio ambiente A-Z

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv