Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Plasma Frío en nuestra ionosfera

Plasma Frío en nuestra ionosfera

Ilustración cortesía de J. Huart, ESA

Dave Mosher


para National Geographic News


Publicado el 26 de enero de 2012


Nuevos datos,  recopilados gracias a un grupo europeo de satélites, informan de que las nubes de “plasma frío” generadas por nuestra atmósfera se han desplazado hasta recorrer un cuarto de la distancia que nos separa de la Luna.  


La Tierra genera plasma frío (partículas cargadas que se mueven muy lentamente). La luz solar consigue separar los electrones de los átomos de gas dejando los núcleos cargados positivamente.


Los investigadores sospechaban que estas partículas, difíciles de detectar, podrían influir en el tiempo meteorológico, de la misma forma en que nos afectan las tormentas geomagnéticas. Sin embargo, de momento nadie está seguro de qué efectos podría provocar una gran cantidad de plasma alrededor de nuestro planeta.


El científico espacial Mats André del Instituto sueco de Física espacial declaro, “Es muy complicado elaborar un pronóstico razonable sin las variables básicas.”


Cómo encontrar plasma frío


Los investigadores ya sabían que existía el plasma frío en nuestra ionosfera (a 100 kilómetros por encima de la superficie terrestre).


André y su colega Chris Cully afirman que la carga positiva del plasma frío no ayudaba a su búsqueda. Al tener carga positiva, el plasma era repelido por las astronaves.
Para intentar solucionar el problema, André y Cully analizaron las anomalías en los datos de la Nave espacial de la Agencia Espacial Europea Cluster II.


Este grupo de cuatro satélites orbitan alrededor de la Tierra en una órbita muy elíptica. En el pico de la órbita, los sondeos llegar casi a mitad de camino a la Luna.


La enorme distancia da la oportunidad de hacer un barrido y supervisar el campo magnético de la Tierra y la actividad eléctrica, incluyendo la influencia de las partículas cargadas emitidas por el sol.  Las anomalías encontradas en los datos del Cluster II resultaron ser ondas de choque de las partículas de plasma frío que se mueve alrededor de los satélites.


Relación entre plasma frío y tiempo meteorológico


Al final, los científicos encontraron entre un 50 y un 70 por ciento de plasma frío en todas las partículas cargadas dentro del campo magnético terrestre.


André dice que ahora es el momento para investigar cómo el plasma puede afectar a las tormentas solares.


Estudio del plasma publicado en Geophysical Research Letters.


 

Share

Noticias Relacionadas

  • 2016, el año decisivo para el lince ibérico

    2016, el año decisivo para el lince ibérico

    Tenemos relativas buenas noticias para la recuperación del lince ibérico en la península, una especie que desde 1986 está clasificada con la alarmante etiqueta de peligro de extinción pero...

  • La úlcera del Hombre de Hielo reescribe nuestra historia

    La úlcera del Hombre de Hielo reescribe nuestra historia

    La momia más famosa del mundo no para de hablarnos. Pero no cuenta cualquier cosa, cuenta nuestra historia. La del ser humano, la de los europeos. Un nuevo análisis del ADN de Ötzi, el...

  • Los zombis de la vida real

    Los zombis de la vida real

    Como estamos tan cerca de Halloween, nos ha parecido que es un buen momento para hacer un repaso de los zombis que podemos encontrarnos en el mundo animal. Algunos parásitos invaden el cuerpo...

Las últimas noticias

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv