Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso Pincha aquí para más información

Planetas hiperveloces

Planetas hiperveloces

Fotografía de David A. Aguilar, CfA

Si crees que la vida en la Tierra va demasiado deprisa, imagina lo que sería estar sobre un planeta que viaja a través del espacio 400 veces más rápido que el nuestro.


Según un nuevo estudio, los planetas «hiperveloces» se mueven a través de la Vía Láctea a 48 millones de kilómetros por hora.


Solamente las partículas subatómicas alcanzan velocidades superiores.
¿Cómo sería vivir en uno de estos rapidísimos mundos? En primer lugar, «el cielo nocturno sería mucho más dinámico», afirma el coautor del estudio Idan Ginsburg, investigador del Dartmouth College.


«Si estuviéramos en uno de estos planetas, desde nuestra perspectiva nos estaríamos moviendo tan deprisa que veríamos cómo la galaxia se aleja cada vez más en un periodo relativamente corto de tiempo».


Según Ginsburg, en última estancia probablemente el planeta sería expulsado de la galaxia.


Pero, «¿dónde? Ésa es la gran pregunta, aunque sin duda se trataría solamente de un billete de ida».


«El problema es que no hay una estrella o fuente externa de calor, por lo que el planeta se volvería muy frío».


La culpa es del agujero negro


El nuevo estudio se ha inspirado en el descubrimiento, hace siete años, de una estrella hiperveloz que escapa de nuestra galaxia a la sorprendente velocidad de 2,4 millones de kilómetros por hora.


Desde entonces los astrónomos han detectado más de una docena de estrellas como ésta en la Vía Láctea.


Los científicos creen que tal velocidad se origina en sistemas estelares binarios, en los que dos estrellas se orbitan mutuamente.


«Cuando dos estrellas como éstas se acercan demasiado al agujero negro del centro de nuestra galaxia, sienten fuerzas ligeramente diferentes, porque están a distancias ligeramente diferentes», explicó el coautor del estudio Avi Loeb, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica.


«Debido a esta diferencia, la gravedad del agujero negro es lo suficientemente fuerte como para separar ambas estrellas», y una de ellas sale despedida a gran velocidad.


En su investigación, los astrónomos analizaron lo que ocurriría si hubiera planetas orbitando en sistemas como éstos.


Según las simulaciones realizadas, la estrella que sale despedida hacia el exterior sería capaz de arrastrar consigo los planetas.


La segunda estrella, que es capturada por el agujero negro, vería cómo sus planetas son arrancados de sus órbitas y arrojados hacia el exterior a grandes velocidades.


Según los autores del estudio, probablemente la mayoría de los mundos «hiperveloces» se mueven a una velocidad de entre 11 y 16 millones de kilómetros por hora. Sin embargo, en las simulaciones llegaron a viajar hasta cuatro veces más deprisa, aunque no se sabe con claridad por qué.


Localizar el primer planeta «hiperveloz»


De momento, los planetas «hiperveloces» son demasiado distantes, oscuros y rápidos como para ser observados con la tecnología actual.


Sin embargo, los autores del estudio creen que pronto será posible detectar planetas que orbitan alrededor de estrellas hiperveloces, la clave está en buscar los tránsitos (ligera disminución de la luz al pasar un planeta frente a su estrella).


Encontrar planetas que escapan de nuestra galaxia podría arrojar luz sobre las condiciones que se dan cerca del centro galáctico, que no podemos observar debido a la distancia y el polvo.


«No sabemos si hay planetas cerca del centro de la Vía Láctea, donde las estrellas están muy juntas y se dan procesos que pueden impedir que se formen planetas, o los destruyan», afirma Loeb.


Las probabilidades de vida son sólo un poco mejores en planetas que orbitan alrededor de estrellas hiperveloces. Para que cualquier mundo pueda mantenerse en órbita alrededor de una de estas estrellas, los planetas deben orbitar bastante cerca.


«Las estrellas hiperveloces que podemos detectar son masivas, y un planeta que se encuentre muy cerca de una estrella masiva debe contener vida que pueda soportar temperaturas extremas, y no conocemos vidas así», señala Ginsburg.


«Sin embargo, podría haber estrellas hiperveloces menos masivas, ¿quién sabe? El universo está lleno de sorpresas».


El estudio sobre planetas «hiperveloces» será publicado en un nuevo número de la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.


 

Share

Noticias Relacionadas

  • Más recorrido, menos fatiga

    Más recorrido, menos fatiga

    Correr la maratón Tor des Geants no es tarea fácil para los débiles de corazón. Considerada como una de las más difíciles pruebas de resistencia del mundo, la carrera (336 kilómetros)...

  • ¿Qué prefieres primero: las buenas o las malas noticias?

    ¿Qué prefieres primero: las buenas o las malas noticias?

    Todos hemos oído esta pregunta alguna vez, y Angela Legg, estudiante de doctorado en psicología de la Universidad de California (Estados Unidos), ha querido darle un enfoque científico al...

  • Esperanza contra el Alzheimer

    Esperanza contra el Alzheimer

    Todas las semanas leemos conclusiones de nuevos estudios que tratan de entender la enfermedad de Alzheimer, que afecta cada vez a más personas en todo el mundo. Sin embargo, resulta difícil...

Las últimas noticias

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. National Geographic Channel
  3. National Geographic
  4. Nat Geo Adventure
  5. Fox Networks
  6. FoxCrime
  7. Viajar