Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

¿POR QUÉ LA PIEL DE LAS RANAS ES AGRIDULCE?

¿POR QUÉ LA PIEL DE LAS RANAS ES AGRIDULCE?

Fotografía de Joel Sartore, National Geographic

Dave Mosher


Para National Geographic News


Publicado el 21de febrero de 2012


Según un nuevo estudio, algunas ranas venenosas segregan, además de su veneno, ácido biliar y sacarosa. ¡Habrá que probarlas para confirmarlo!


Durante 50 años los científicos han arrancado la piel de ranas venenosas y estudiado sus tejidos para analizar su composición química. En la práctica se centraban en las toxinas, que pueden tener aplicaciones farmacéuticas.


Ahora, la herpetóloga Valerie Clark, que estudia y ocasionalmente «lame» ranas, ha creado junto a su padre, el ingeniero eléctrico William Clark, un artefacto electrosimulador para extraer sustancias químicas de las glándulas de estos animales sin dañarlos.


«La práctica habitual era arrancarles la piel, pero durante las dos últimas décadas la tecnología ha avanzado muchísimo», afirma Clark, que recibió una beca del Comité para la Investigación y la Exploración de la National Geographic Society (propietaria de National Geographic News).


«Ahora podemos detectar y analizar las sustancias con mayor precisión».
Según Clark, que acaba de terminar el doctorado el Universidad Queen’s de Belfast (Irlanda), el aparato ha ayudado a separar el ácido biliar y la sacarosa en las ranas del género Mantella de Madagascar, algo que no se había conseguido nunca con tanta exactitud.


El análisis químico sugiere que en las ranas hay ácidos biliares y sacarosa en cantidades similares, pero superan en casi diez veces la cantidad de alcaloides venenosos.


Un cóctel misterioso


Sin embargo, el motivo por el que su piel segrega sacarosa y ácido biliar sigue siendo un misterio.


Clark cree que la sacarosa, que proviene de las hormigas que ingieren las ranas, podría tener una función protectora en los húmedos hábitats de los anfibios.


«Durante las guerras, los soldados se restregaban azúcar en las heridas, para evitar infecciones», comenta Clark. De hecho, investigadores de la Universidad de Boston afirmaron recientemente que el azúcar puede mejorar la efectividad de los antibióticos frente a las infecciones bacterianas.


En cuanto a los ácidos biliares, cree que podrían explicar la inmunidad que presentan las ranas ante el veneno de las hormigas y cómo éste pasa de las hormigas ingeridas a la piel de las ranas sin dañarlas.


«Creo que un día se demostrará que los ácidos biliares ayudan a transportar los alcaloides a las glándulas de la piel y protegen a las ranas», añade.


«Nosotros tenemos ácidos biliares que nos ayudan a limpiar nuestro organismo de drogas: las transportan al riñón para poder eliminarlas. En las ranas, expulsan las toxinas a la piel».


Sabor amargo


El fisiólogo Alan Hofmann, que ha estudiado los ácidos biliares durante 50 años, cree que el descubrimiento sobre la piel de las ranas representa un importante hito.


«Normalmente los ácidos biliares se mantienen en el tracto digestivo», afirma Hofmann, de la Universidad de California (San Diego, Estados Unidos), que no participó en el estudio.


El otro animal conocido que excreta ácidos biliares son las lampreas, que los utilizan como feromonas.


En las ranas venenosas, podría simplemente tratarse de un arma más, según Hoffman. Estos ácidos son muy amargos, por lo que podrían convertir a las ranas en un bocado muy poco apetitoso para sus depredadores.


El estudio sobre la piel de las ranas venenosas ha sido publicado en enero en la revista Journal of Natural Products.

Share

Noticias Relacionadas

Las últimas noticias

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv