Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Informe de la AIE

Informe de la AIE

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) afirma en un nuevo informeque la extracción de gas de esquisto o de pizarra a través del fracturamiento hidráulico es más arriesgado que los métodos convencionales y exige una mayor regulación.

La Agencia afirma que las medidas serían viables y añadirían como máximo un 7% a los costes de perforación, además de ser necesarias.

Entre las exigencias de la AIE se encuentran, por ejemplo, la obligación de divulgar las sustancias químicas empleadas en el proceso, el establecimiento de normas para un diseño de pozos que evite la contaminación de aguas subterráneas y la quema mínima de metano, el mayor componente de gas natural y un potente gas de efecto invernadero.

En la elaboración de su informe, la Agencia contó con información de más de 50 expertos, grupos medioambientales y agencies gubernamentales de todo el mundo.

Reglas de oro

El año pasado, la Agencia anunció que podríamos encontrarnos a las puertas de una edad de oro del gas  e insiste en su previsión de que el gas natural superará al carbón como segundo puesto en la lista de combustibles mundiales, superado solamente por el petróleo.

Según las previsiones de la Agencia, la producción de gas no convencional, principalmente gas de esquisto, se habrá triplicado en 2035, y Estados Unidos sustituirá a Rusia como el mayor productor de gas natural. La tecnología de gas de esquisto fue desarrollada en Estados Unidos, donde se lleva a cabo casi toda la actividad, aunque actualmente se encuentran depósitos en todo el mundo. China, que cuenta con importantes reservas, sería el segundo productor en importancia. Igualmente, la Agencia prevé importantes puntos de producción en Australia, India, Canadá, Indonesia y Polonia.

La Agencia, que se estableció tras la crisis del petróleo de 1973 para centrarse en la seguridad energética, cree que el desarrollo de la tecnología mejorará y ampliará las opciones energéticas mundiales, aunque la industria debe esforzarse por obtener la aceptación del público.

A pesar de que el fracturamiento hidráulico se ha utilizado durante décadas, la cantidad de agua empleada y el impacto potencial es mucho mayor al haberse modificado la tecnología con el fin de maximizar la extracción.

«El desarrollo de la tecnología acarrea inevitablemente el aumento del riesgo de incidentes», según la AIE. «La producción de gas no convencional es un proceso industrial intenso que suele provocar un mayor impacto ambiental que el desarrollo convencional. Se necesitan más pozos y técnicas como el fracturamiento hidráulico para extraer el gas».

«El proceso puede tener mayores implicaciones para las comunidades y los recursos hidráulicos», según el informe. «Se deben abordar con éxito los posibles peligros, como la contaminación del aire o del agua subterránea y superficial».

De momento, en respuesta a las preocupaciones que se han detectado en Pennsylvania, Wyoming y otros puntos de extracción de Estados Unidos, en algunos sitios, como New York, parte de Delaware y la provincia de Quebec se han establecido moratorias, y Francia y Bélgica han prohibido directamente la aplicación de la técnica de fracturamiento.

Mejores prácticas

Las reglas de oro del informe buscan la transparencia y un mayor control, así como el compromiso con los ciudadanos para ganar su confianza y conseguir lo que podría llamarse «autorización social para operar».

Una de las mayores preocupaciones en relación con el fracturamiento ha sido siempre la contaminación de las aguas subterráneas y los ríos. Ha llegado a aparecer metano en el suministro de agua potable, incluso en cantidades suficientes como para convertir en inflamable el agua del grifo, y los estudios lo han relacionado con la extracción de gas de esquisto en zonas cercanas y la construcción de pozos defectuosos.

Para evitarlo, la Agencia recomienda normas que aseguren el completo aislamiento de los pozos de agua subterránea. También sugiere que se evalúe la calidad del agua antes de que comiencen las operaciones de extracción y que se controle todo el proceso una vez comenzado.

La AIE también contempla el problema de las aguas residuales que vuelven a la superficie después del fracturamiento, lo que supone un mayor riesgo para el suministro de agua potable que las filtraciones de los pozos.

Algunas empresas de gas natural reutilizan y reciclan las aguas residuales, pero no existe una práctica uniforme o regulación en Estados Unidos.

Recomendaciones fuera de la AIE

A partir de las recomendaciones de la Agencia han surgido otras de diferentes organismos. Este mes, la organización sin ánimo de lucro National Resources Defense Council sugería una serie de acciones que las compañías de gas de esquisto deberían tomar, puesto que «la normativa federal y estatal no ha tenido en cuenta el crecimiento de la tecnología ».

Por otra parte, tres grupos de inversión, Boston Common Asset Management, Investor Environmental Health Network (IEHN) y Interfaith Center on Corporate Responsibility, se han unido para elaborar una lista de recomendaciones similares a las de la AIE.

«A menudo los reguladores se quedan atrás», afirma Richard Liroff, director de IEHN y autor del informe del grupo «Extracting the Facts».

Sin embargo, Raymond Orbach, director del Instituto de Energía de la Universidad de Texas (Estados Unidos), que ha estudiado el fracturamiento y su impacto ambiental, afirma que muchas de las recomendaciones de la AIE están previstas por la normativa norteamericana. «Dan la sensación de que las cosas están fuera de control, pero no es cierto».

La Agencia, en cambio, cree que la industria «debe ir más allá de las exigencias legales» y escuchar las preocupaciones de la comunidad.

Cambios radicales

Además de la contaminación del agua, otra preocupación relacionada con el fracturamiento es el escape de gas a la atmósfera. El gas es metano en su mayor parte, un gas de efecto invernadero al menos 25 veces más potente que el dióxido de carbono. La AIE ha solicitado a las autoridades que impongan restricciones al venteo y la quema de metano y exijan la instalación de equipos para capturar las emisiones.

Sin embargo, aunque se reduzca la fuga de gas, la agencia insiste en que impulsar el uso de gas natural en lugar de carbón no es la solución definitiva al cambio climático.

Incluso en el caso de que el uso del fracturamiento se triplique para 2035, las emisiones de gases de efecto invernadero solamente se reducirían en un 1,3%.

«La dependencia del gas natural por sí sola no permite alcanzar el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 2 ºC por encima de los niveles preindustriales», concluye en informe. «Para alcanzar esa meta se necesitan cambios radicales en el uso de la energía».

El informe de la Agencia rebaja tanto las evaluaciones positivas como las negativas del desarrollo del gas de esquisto, según Armond Cohen, director ejecutivo del grupo ambiental Clean Air Task Force. Se ha dicho que «se trata de la mejor arma para luchar contra el cambio climático o de la peor amenaza contaminante para el agua y el aire». El informe de la AIE «sugiere que ambas afirmaciones son exageradas», añade.

Cohen señala que el informe expone cómo puede minimizarse a bajo coste el impacto en el agua y el aire, pero al mismo tiempo, sin la tecnología para capturar y almacenar el carbono, «el desarrollo del gas por sí solo no reducirá las emisiones mundiales de dióxido de carbono».

Este artículo forma parte de un especial sobre temas relacionados con energía. Para más información, visite El Gran Desafío de la Energía.

Share

Noticias Relacionadas

  • La Vía Láctea es más pequeña de lo que se pensaba

    La Vía Láctea es más pequeña de lo que se pensaba

    Según los astrónomos, nuestra Vía Láctea acaba de someterse a una efectiva dieta para perder peso, pues una simulación por ordenador ha confirmado que la masa de nuestra galaxia es...

  • Un esperma asesino evita el cruce entre gusanos

    Un esperma asesino evita el cruce entre gusanos

    Los científicos nos traen hoy un sorprendente descubrimiento: el apareamiento con machos de otras especies puede ser mortal, sobre todo si eres un nematodo.Efectivamente, han descubierto que los...

  • Descubren unos pulpos que viven en grupo

    Descubren unos pulpos que viven en grupo

    Si algo nos han enseñado los recientes hallazgos sobre los pulpos es que son unos seres inteligentes: pueden usar herramientas, cambiar de color en un abrir y cerrar de ojos y utilizar sus brazos...

Las últimas noticias

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. National Geographic Channel
  3. National Geographic
  4. Nat Geo Adventure
  5. Fox Networks
  6. FoxCrime
  7. Viajar