Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

PESCA EXTREMA: BATALLA EN EL ATLÁNTICO

PESCA EXTREMA: BATALLA EN EL ATLÁNTICO

National Geographic

EL OFICIO DEL PESCADOR EN “PESCA EXTREMA: BATALLA EN EL ATLÁNTICO”

 

La serie muestra cómo es la vida de un grupo de pescadores de Gloucester, en Massachusetts, dedicados a la pesca legal del atún rojo

 

A través de sus episodios, veremos los riesgos a los que se enfrentan y conoceremos de primera mano porqué es tan importante cumplir las normas, respetar la legislación y garantizar la sostenibilidad de la vida en los océanos

 

Estreno: Lunes 10 de septiembre, a las 22.35 horas, con doble episodio

 

En el puerto más antiguo de Estados Unidos, en la localidad de Gloucester, en el estado de Massachusetts, vive un grupo muy especial de pescadores. Durante generaciones, estas cofradías de carácter familiar han utilizado la caña y el carrete para pescar el magnífico atún rojo del Atlántico. Sus vidas y sus respectivas economías dependen de esta actividad,que realizan dentro de la más estricta legalidad, tanto que se considera a las cofradías de Gloucester como unas de las más reguladas del mundo. Eso no quita para que los expertos piensen que la supervivencia de la especie es crítica y se plantee el debate sobre su mantenimiento, pero al tiempo que esto sucede, lo cierto es que estos pescadores basan su existencia en la captura del atún rojo.

National Geographic Channel dirige en esta ocasión su mirada hacia este grupo de pescadores para acompañarles a lo largo de sucesivas salidas a alta mar. Se trata de ofrecer su testimonio directo, contado en primera persona, ydocumentar cómo realizan su trabajo, las dificultades a las que deben hacer frente, físicas y económicas y, muy especialmente, su respeto por cumplir la legalidad vigente y demostrar que se puede pescar sin romper el equilibrio ecológico.

El resultado es la serie “Pesca Extrema: Batalla en el Atlántico”, una producción de 10 episodios de una hora de duración que el canal de televisión estrenará en España el lunes 10 de septiembre, a las 22.35 horas, con la emisión de un doble episodio. 

Los pescadores de Gloucester tienen las reglas claras: pescar un ejemplar y alimentar a tu familia o perder la pieza y regresar sin blanca. Para ellos, la pesca no es solo un modo de vida, es el principal sostén de su economía. “Pesca Extrena: Batalla en el Atlántico” ha tenido un acceso sin precedentes a una de las industrias más longevas de Estados Unidos, asentada en una de sus ciudades más antiguas, donde sus miembros forman un grupo unido por sus agallas, determinación e instinto, comunes a todos los que han nacido pescadores.

La producción de National Geographic Channel se adentra en las rebeldes aguas retratadas de forma magistral por la novela y posterior película “La tormenta perfecta”, en las que se narraba la odisea y el trágico final de una de estas cofradías de pescadores, muy parecida a las que aparecen en la serie. La producción sigue a capitanes y tripulaciones, que deben probar a lo largo de los episodios que es posible capturar los mejores ejemplares sin dejar nunca de cumplir las más estrictas regulaciones de pesca del mundo. Cada uno de ellos cuenta con el apoyo de sus familias, de sus compañeros de embarcación, que sueñan con poder tener algún día una propia, y de toda la ciudad, que depende de su éxito colectivo para mantenerse.

“Pesca extrema: Batalla en el Atlántico” ha filmado las operaciones de cinco barcos de la flota de Gloucester: Tuna.com, Hard Merchandise, Bounty Hunter, Odysea yChristina. Aunque cada embarcación está equipada con motores diesel, radio, sonar y otras modernas tecnologías, a la hora de la verdad, cuando los pescadores lanzan el carrete hacia un ejemplar, todo vuelve a ser como era hace siglos: sólo el hombre contra el pez.

Pero los pescadores de Gloucester hacen frente a otros retos. El atún rojo del Atlántico es una especie migratoria que viaja a través de grandes extensiones de agua sin tener en cuenta ni fronteras internacionales ni normas regulatorias. Por tanto, su supervivencia como especie sólo puede garantizarse con la cooperación de todas las naciones. En el Atlántico, los métodos más modernos de pesca, que incluyen el palangre (múltiples anzuelos que se extienden desde una larga línea central, empleada para capturar muchos ejemplares a la vez) y la red de cerco con jareta (largas redes remolcadas a través del agua por uno o más barcos de forma que acorralan y capturan una gran cantidad de peces), han causado un drástico descenso en las poblaciones de atún rojo. La situación se ha complicado aún más a causa de la demanda de Japón, donde los amantes del sushi llegan a pagar fuertes cantidades de dinero por el atún de más alta calidad.

Hoy, la población de atún rojo del Atlántico occidental es un tercio de la que era en 1970y muchos biólogos marinos creen que la única forma de estabilizar e incrementar la especie es el establecimiento de una moratoria temporal de pesca en las mismas aguas en las que se ganan la vida los pescadores de Gloucester. Nos encontramos con la complejidad que rige el destino del atún rojo. La especie representa algo muy distinto para personas muy diferentes: mientras los pequeños pescadores luchan por mantener su modo de vida, los científicos declaran su preocupación por la supervivencia de la especie.

El esfuerzo por preservar el atún rojo está liderado por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, en sus siglas en inglés), una organización intergubernamental que compila estadísticas de pesca, coordina investigaciones, realiza recomendaciones de carácter científico  y decreta las cuotas pesqueras que hay que respetar  para mantener una población estable de atún rojo. Este año, la cuota pesquera decretada por Estados Unidos para el Atlántico es de 1.750 toneladas métricas, más o menos un cinco por ciento de todo el atún rojo de estos bancos.

Pocos entienden la urgencia de esta situación como los pescadores que dependen del atún rojo para dar de comer a sus familias. Pare ellos, pescar no es una aventura. Es una actividad económica, un medio de vida. “Todo gira en torno a poder pagar las rentas, la hipoteca, las facturas y asegurar la manutención de nuestros hijos”, dice el capitán Dave Marciano del barco Hard Merchandise.

Un ejemplar pequeño de atún rojo del Atlántico puede pagarse en el mercado a 1.500 dólares, mientras uno grande, de 450 kilos de peso, puede valer alrededor de 20.000 dólares. Son cantidades muy importantes, pero las oportunidades son también muy pequeñas. Unas semanas de pesca pueden redondear o hundir un año entero. En esta situación, la duplicidad, la intriga, la fidelidad y la decepción son las reglas para las flotas de pescadores, cuyos miembros son muy amigos en tierra, pero se comportan como enemigos en el mar. El primer oficial del Odysea, Kit “Pirate” Vallee, lo expresa claramente: “Podemos ser los mejores amigos, pero cuando sales a navegar, el símbolo del dólar entra en escena”.

El capitán Dave Carraro del Tuna.com reconoce que “es importante para toda la industria pesquera ser sostenible”. Si no lo fuera, estos pescadores perderían su trabajo. En una ciudad pesquera como Gloucester, el acceso a los bancos de pesca del Atlántico es “una absoluta necesidad”. Así es cómo la ciudad ha sobrevivido desde hace 400 años y este grupo no quiere que les toque ver su final. “Los capitanes de las cofradías de “Pesca Extrema: Batalla en el Atlántico” comparten una historia de supervivencia y tradición”, comenta Michael Cascio, vicepresidente ejecutivo de programación de National Geographic Channel.  “Nuestra esperanza es que la serie pueda servir también para atraer una audiencia mayor hacia un tema complejo y de gran controversia

El debate sobre el destino del atún rojo está muy encendido, con muchas y muy diferentes opiniones, emitidas por expertos pertenecientes a distintas organizaciones. Para mostrar la complejidad del tema, NGC completará la información de la serie con otra más detallada, que estará disponible en un site especial creado para el efecto en la web de National Geographic en España y disponible en www.nationalgeographic.es/pescaextrema. El objetivo es ayudar a los espectadores a conocer más sobre el atún rojo por medio de artículos e informaciones complementarias sobre la especie, su situación actual y su evolución a lo largo de la historia, así como enlazar a las principales páginas de los organismos y asociaciones que trabajan en favor de su supervivencia.

Dos supervivencias están en juego en “Pesca Extrema: Batalla en el Atlántico”, la de una forma de vida, representada por los pescadores, y la de una magnífica especie marina. Las dos tienen que encontrar la forma de sobrevivir.

Share

Noticias Relacionadas

Las últimas noticias

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. National Geographic Channel
  3. National Geographic
  4. Nat Geo Adventure
  5. Fox Networks
  6. FoxCrime
  7. Viajar