Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Descubren los posibles restos de Juan el Bautista

Descubren los posibles restos de Juan el Bautista

Fotografía de Valentina Petrova, AP

Según los científicos, los restos son del siglo I d.C. y supuestamente habrían pertenecido a Juan el Bautista.


Los restos, que fueron descubiertos en 2010 entre las ruinas de una iglesia búlgara, incluyen seis huesos humanos: un hueso de la mano derecha, un diente, parte del cráneo, una costilla, un cúbito y un hueso del antebrazo.


Las pruebas de ADN y de datación por radiocarbono revelaron que posiblemente pertenecieron a un hombre de Oriente Medio que vivió durante el primer siglo después de Cristo, lo que encajaría con la historia de Juan el Bautista.


Según la Biblia, Juan era el primo de Jesús, por lo que los científicos podrían tener entre sus manos ADN del propio Jesucristo, aunque demostrarlo es prácticamente imposible.


«El problema es que no tenemos pistas», afirma Thomas Higham, miembro del equipo y arqueólogo de la Universidad de Oxford (Reino Unido). «No contamos con ningún hueso que sepamos con seguridad que perteneció a Juan el Bautista o Jesús».


Así las cosas, el estudio no puede confirmar, ni descartar, que los restos hayan fueran de uno de ellos.


«Es increíble que material del siglo I haya acabado en una iglesia de Bulgaria y siga ahí esperando la llegada de los arqueólogos», comenta Higham. «A veces pasan cosas así».


Una sorpresa para todos


Los restos de Juan el Bautista, y lo que ocurrió con ellos, han sido objeto de múltiples especulaciones, pero lo que sí que se sabe es que en los siglos III y IV se dijo que se encontraban en varias iglesias con el fin de atraer a los crédulos, algo que solía ocurrir con los supuestos restos de personajes bíblicos.


«Creemos que la iglesia es del siglo V, lo que ya establece una edad mínima de los restos», afirma Higham.


«Pensamos en su momento que los huesos eran del siglo IV o V, pero nos sorprendió comprobar que eran mucho más antiguos», añade el experto, cuyo trabajo fue en parte financiado por el Expeditions Council de National Geographic Society. (National Geographic News forma parte de National Geographic Society).


El análisis de los huesos no ha sido presentado todavía para su publicación en una revista especializada, pero los resultados han sido recogidos en el documental de National Geographic Head of John the Baptist («La cabeza de Juan el Bautista»).


Infierno, condenación y huesos de vaca
Los restos fueron encontrados durante una excavación en la isla de Sveti Ivan (San Juan en búlgaro); estaban en un pequeño sarcófago de mármol enterrados bajo el altar de la iglesia.


De momento permanecerán en Bulgaria como propiedad de la Iglesia Ortodoxa Búlgara y están expuestos en Sofía, la capital.


Desgraciadamente, toda la atención se ha centrado en el robo de una costilla y, según Higham, el obispo local ha publicado un edicto que declara que «el infierno y la condenación caerán sobre el ladrón y su familia y todo aquél que sepa sobre ello, incluso sobre la ciudad donde se robó».


Curiosamente, tres huesos de animales (de una oveja, una vaca y un caballo) también formaban parte del alijo. Los análisis revelaron que eran unos 400 años más antiguos que los restos humanos.


«Los huesos de los animales son los más grandes del grupo y pudieron haber sido puestos ahí para hacer bulto en lo que parece una colección de huesos muy pequeña», afirma Higham.


Los arqueólogos que descubrieron los huesos también encontraron una pequeña caja de ceniza volcánica endurecida en otra parte de la iglesia, que contiene una inscripción griega que menciona a Juan el Bautista y pide a Dios que ayude «a su sirviente Tomás».


Una teoría es que ese «Tomás» llevó ahí la caja, que parece que provenía de Capadocia, lo que en la actualidad es Turquía.


«Creemos que esa caja es la original en la que se llevaron los huesos a la isla», afirma Higham. «Cuando se construyó la nueva iglesia, pusieron los huesos en el sarcófago».


Imposibles de identificar


Aunque los resultados sugieren que los huesos son de la época y el lugar de Juan el Bautista, el arqueólogo Andrew Millard afirma que probablemente los científicos nunca podrán demostrar si los restos pertenecieron a un personaje bíblico.


«No se sabe si son los restos de Juan el Bautista o de cualquier otra persona del siglo I», añade Millard, de la Universidad de Durham (Reino Unido), que no participó en el estudio.


«La cuestión es si identificaron correctamente los restos de Juan el Bautista en el siglo IV. Pudieron haberse equivocado de tumba».
 

Share

Noticias Relacionadas

  • Los perros también son celosos

    Los perros también son celosos

    Lo que se consideraba una emoción demasiado compleja para los animales, a pesar de lo que siempre han pensados sus dueños, se ha confirmado: los perros sienten auténticos celos cuando dirigimos...

  • Los barcos, un peligro para las ballenas azules

    Los barcos, un peligro para las ballenas azules

    Según un nuevo estudio, las ballenas azules de las aguas cercanas a California se encuentran en algunas de las rutas más transitadas por barcos de Estados Unidos, lo que hace pensar que las...

  • Los murciélagos ajustan su GPS al anochecer

    Los murciélagos ajustan su GPS al anochecer

    Los murciélagos son criaturas de la noche; incluso en total oscuridad puede volar y evitar a los árboles, cazar polillas y encontrar el camino de vuelta a casa, pero sin luz estarían...

Las últimas noticias

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. National Geographic Channel
  3. National Geographic
  4. Nat Geo Adventure
  5. Fox Networks
  6. FoxCrime
  7. Viajar