Viaje y Aventuras

10 excursiones para realizar a pie

Martes, 8 Noviembre

Por Redacción National Geographic

20 de junio de 2016 

1.    Great Smoky Mountains, Estados Unidos

Las grandes montañas humeantes, durante mucho tiempo consideradas como la patria ancestral de los indios Cherokee, es una región rica en diversidad natural e historia pionera. Esta majestuosa cordillera marca el clímax del sur de la cadena de los Apalaches. Establecido como parque nacional en 1934, la zona abarca hoy unas 202.500 hectáreas, convirtiéndola en la mayor área de desierto al este de Estados Unidos. Con cerca de 1.448 kilómetros de senderos se encuentra una abundante reserva natural e histórica. Los Smokies es el hogar de más de 130 especies de árboles, 1.500 variedades de plantas y 200 tipos de aves.

2.    Quebec, Canadá

No lejos del centro de la región de Quebec, se encuentran tesoros naturales y culturales. El estuario del fiordo es un ecosistema único dondese mezcla agua dulce con la marea de mar, creando el ambiente especial de este viaje.

Acantilados de granito se sumergen en el río San Lorenzo. Picos de granito, brillantes lagos, altas gargantas, cascadas de vértigo, ágilas y gansos de nieve. Muy cerca se encuentran posadas donde  relajarse en comodidad canadiense.

3.    Cinque Terre, Italia

Imagínate caminar por una espectacular ruta costera del Mediterráneo por un lado, y al otro las montañas y aldeas de pescadores italianos. Ahora multiplica esa experiencia por cinco. Bienvenido a la cautivadora región de las "cinco villas" de Cinque Terre. Senderos cruzan las laderas escalonadas de la Riviera di Levante a aldeas con edificios de color pastel y pequeños barcos pintados de brillantes colore. Trattorias y una abadía solitaria en un promontorio rocoso con el mar siempre a la vista. Luego puedes descansar en el hotel Splendido de Portofino.

A lo largo de la ruta, tenemos la concina de Liguria, que incluye el característico pesto italiano de albahaca cultivada localmente, un motivo de especial orgullo entre los cocineros y restauradores de estos pueblos vecinos donde cada uno afirma tener la mejor receta. Acompaña el plato con un Sciacchetrà, un peculiar vino blanco especialidad de la zona.  

4.    Los Bosques nubosos de Costa Rica

Un mágico bosque tropical que se encuentra cerca de la cima de las montañas costeras y está cubierto de nubes durante casi todo el año. Caminar por los senderos de Costa Rica representa encontrarse con una variedad ilimitada de naturaleza. Viajar a pie, explorar cráteres y cascadas, estanques de agua dulce y calas de mar tranquilo. Una parte de la aventura proporciona una perspectiva de abundantes maravillas naturales de la zona, como cruzar puentes suspendidos en lo alto por encima del bosque. Brillantes colores y sonidos silvestres crean una experiencia sensorial vibrante y exótica.

Encontraras una variedad de alojamientos en Costa Rica para renovar el entusiasmo.

5.    Suroeste de Irlanda

Los caminos desgastados invitan a los senderistas de todo el mundo a entrar en un lugar de esplendor y rodeado de cautivantes leyendas. La región suroeste es el lugar donde antiguos abadías y castillos acompañan los pintorescos hogares reviviendo el pasado  histórico de Irlanda. La península de Dingle encontrarás casas de piedras al filo de acantilados. Descubre las ruinas de edad antigua de hierro en el extremo occidental de la península en Slea Head. Sigue el camino a través de los bosques en el Parque Nacional de Killarney cubierto de musgo.

Durante el camino también descubrirás vida silvestre: ciervos, nutrias y somormujos lavancoes.  

Para comer, un buen plan es almorzar en los pubs con una gran pinta de Guinness.

Adestacar es el Hotel Cahernane en Killarney, una antigua finca del Conde de Pembroke.

6. La ruta de Oregón

Desde Misuri, a Oregon City, Oregon, se encuentra el histórico sendero a través del cual 300.000 emigrantes se abrieron paso durante más de 20 años desde 1841. Hoy día la carretera incluye 125 sitios históricos y muchas oportunidades para pasear. El paseo comienza en la base del volcán Monte Hood, a lo largo del caudaloso río Columbia, con cascadas espectaculares vistas y prados llenaos de flores silvestres.

La ruta de Oregón también es rica en la historia de los nativos americanos, cuyas civilizaciones en esta región llegaron hace miles de años. Este entorno también da una recompensa culinaria; vinos finos, dulces hierbas y salmón fresco.

7. Creta

Accesible sólo a pie o en. Caminar pasado por  recónditas calas, descender castillos venecianos y playas de arena blancas que se funden con el mar azúl profundo.  Creta tiene la distinción de ser hogar de la civilización más antigua de Europa, los minoicos, y sus leyendas y tesoros naturales tiene fascinados a arqueólogos de todo el mundo.

De Creta asombra la belleza natural y la importancia histórica de la región.

8. Bhután

Antiguas ciudadelas se elevan sobre el horizonte. Templos budistas y casas de madera talladas se descubren a lo largo de los valles fértiles. Guión de ríos que fluyen con rapidez a través de un paisaje abierto, el Himalaya nevado erigido en la distancia.

El viaje en el Reino de Bután te lleva al corazón de templos de Shangri-la. Las fortalezas, llamadas dzongs, ayudan a uno a experimentar la serenidad que caracteriza el modo de vida bhutaneses. Rodeado de vistas de montaña hermosa, caminos que llevan a laderas boscosas con rhododendron y pino azul, los campos agrícolas de oro con mostaza y alforfón y aldeas rústicas.

Bután solo permite la entrada a un número limitado de turistas que podrán disfrutar de la calidez y hospitalidad de las ceremonias, costumbres y cultura local.

9. Suiza

Espíritus se disparan a la vista del paisaje alpino; y qué mejor lugar para caminar a través de impresionantes montañas. 1.351 kilómetros de picos entre los que se encuentran algunos de los más altos. 

Aventurarse en dos regiones culturalmente diferentes donde se puede experimentar la variedad, el desierto y hospitalidad suiza. A partir de Kandersteg, los telesillas y góndolas llevan a rutas sembradas de flores, lagos prístinos y cascadas. Mirar por encima del Valle de Lauterbrunnen, enmarcado por cinco cumbres, antiguos glaciares y montañas que parecen prolongarse eternamente. No hay mejor manera de terminar el día que compartiendo una fondue y cornichons, rematado con una taza de chocolate.

10. Nueva Escocia, Canadá

Colinas verde oscuro crean un ambiente excelente para vivir aventuras en esta joya marítima. Los caminos llevan a través del corazón del espectacular Parque Cape Breton Highlands. Desde Cheticamp, un pueblo de pescadores famoso por su música, explorarás los acantilados donde águilas calvas vuelan por el cielo. El Golfo de San Lorenzo de 305 metros de pendiente y conduce a una extensión cerca de North Harbour Beach, donde hay oportunidades para apuntarse a tours para avistar ballenas en el mar. Recorrer las comunidades pesqueras con raíces escocesas, prados aislados, costas escarpadas y en playas de adoquines.