Viaje y Aventuras

Bolivia

Por Redacción National Geographic

7 de octubre de 2010

Bolivia, llamado así por Simón Bolívar, libertador de gran parte de Sudamérica, es un país pobre, montañoso y sin litoral marítimo. Alrededor del 60% de la población boliviana es indígena, la mayoría quechuas o aymaras, el resto son europeos y mestizos. Muchos son agricultores de subsistencia del Altiplano.

La Paz tiene un millón y medio de habitantes y está rodeada por altas montañas nevadas cerca del Lago Titicaca. Las aguas de este lago contribuyen a calentar el aire de la capital más alta del mundo (se encuentra a 3600 metros de altura) que, de otra manera, no sería habitable. Sucre es la ciudad en la que se encuentra la Corte Suprema de Justicia y segunda capital de Bolivia, llamada así en honor a su primer presidente.

En 1987 Bolivia suscribió con la organización Conservación Internacional el primer convenio de canje de deuda por naturaleza del mundo, en virtud del cual, Conservación Internacional adquirió parte de la deuda exterior de Bolivia para mantener la Reserva de la Biosfera del Beni, de 135.000 hectáreas. Bolivia sigue protegiendo el medio ambiente con la creación, en 1995, del Parque Nacional Madidi, de 1.895.750 hectáreas. Este parque se caracteriza por su gran variedad: hay desde glaciares a selvas, y permite a los indígenas, como los quechuas locales, desarrollar el ecoturismo, que incluye el avistamiento de 1.000 especies de pájaros, rastrear tapires o hacer descenso de ríos (rafting).

Los grandes depósitos de gas natural de Santa Cruz y el desarrollo del cultivo de la soja contribuyen al desarrollo económico. Sin embargo, las disputas fronterizas con Chile y el problema de la cocaína de Cochabamba marcan la política nacional.

ECONOMÍA

  • Industria: minería, fundición, petróleo, alimentación y bebida.
  • Agricultura: soja, café, coca, algodón, madera.
  • Exportaciones: soja, gas natural, cinc, oro, madera.