Viaje y Aventuras

Irlanda

Jueves, 7 Octubre

Por Redacción National Geographic

7 de octubre de 2010

Esta isla, situada en el Atlántico Norte, cuenta en la zona occidental con montañas cercanas a las costas, tierras de cultivo en el interior y muchas colinas, lagos y ciénagas. La República de Irlanda ocupa alrededor del 83 por ciento de la isla de Irlanda (Irlanda del Norte, en el noreste, forma parte de Reino Unido). El primer idioma oficial es el irlandés o gaélico (idioma celta), enseñado en los colegios, pero hay pocos hablantes nativos. Éire es el nombre irlandés para la República de Irlanda. El inglés es el segundo idioma oficial y el más común.

La isla de Irlanda, objetivo de muchas invasiones provenientes de Europa, ha estado habitada desde hace 7.000 años. Los invasores celtas de Europa llegaron en el siglo VI a.C. La tradición afirma que en el año 432, San Patricio comenzó a convertir a los irlandeses al cristianismo. Inglaterra empezó a apropiarse de las tierras hacia el año 1.100, pero muchas zonas permanecieron en manos irlandesas hasta el siglo XVI. En el siglo XIX la creciente población dependía cada vez más del cultivo de la patata para su supervivencia. Sin embargo, las cosechas no pudieron soportar las continuas lluvias que no cesaron año tras años en la década de 1840 y que provocaron plagas y destruyeron los cultivos. En 1856 las muertes y la emigración habían reducido la población de 8 a 6 millones y continuó descendiendo. Hoy hay unos 5,9 millones (4,2 millones en la República de Irlanda).

Finalmente, en 1922 los condados católicos consiguieron la independencia, mientras que la mayor parte de la Irlanda del Norte protestante permaneció bajo el gobierno británico. A partir de la independencia, las fuerzas a favor y contra la unidad de la isla se han cobrado miles de vidas. En 1998 se firmó un acuerdo de paz entre los partidos de Irlanda del Norte, Gran Bretaña e Irlanda (Irlanda renunciaba a sus pretensiones sobre Irlanda del Norte). El fuerte crecimiento del país supone un impulso para el comercio, las inversiones extranjeras y las industrias como la electrónica. En el sur, Waterford disfruta de un clima ligeramente soleado y es una zona adecuada para los negocios y para vivir tras la jubilación.

ECONOMÍA

  • Industria: productos de alimentación, producción de cerveza, productos textiles, confección, productos químicos y farmacéuticos.
  • Agricultura: nabos, cebada, patata, remolacha azucarera, carne de vacuno.
  • Exportaciones: maquinaria y equipamiento, ordenadores, productos químicos y farmacéuticos, animales vivos.

Texto del Gran Atlas del Mundo National Geographic. Octava edición.