Springfield se une a National Geographic y presenta una colección de camisetas respetuosas con el medio ambiente con imágenes del biólogo marino Manu San Félix

Conocer el impacto de lo que consumimos es hoy en día una de las premisas que está revolucionando el mercado, proyectos como R[eco]nsider, de Springfield, apoya esta iniciativa y el documental Salvemos Nuestro Mediterráneo, de National Geographic. lunes, 10 de junio de 2019

Por Redacción - National Geographic
Las fotografías del biólogo marino de National Geographic Manu San Félix dan vida a la nueva colección de camisetas respetuosas con el medio ambiente de Springfield.

La revolución ha llegado al mundo del consumo. Cada vez más concienciados, más informados, los consumidores estamos transformando las reglas del juego con el objetivo de lograr un punto de inflexión en el declive que nuestra actividad provoca en los ecosistemas.

Hasta los lugares más recónditos del planeta sufren ya las consecuencias del cambio climático, la plaga de plásticos, la contaminación química o el calentamiento de los océanos, donde cada año terminan más de 8 millones de toneladas de plástico. Si nos acercamos a nuestras fronteras, el 95% de los residuos del mar Mediterráneo son plásticos.

Enmarcada tras el objetivo de revertir esta situación, Springfield, la firma de moda multinacional, se ha unido al proyecto Salvemos Nuestro Mediterráneo de la mano de Manu San Félix, biólogo marino y explorador de National Geographic. Así, desde el aporte que las empresas pueden realizar a las metas mundiales que se marcaron en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, unen esfuerzos para dar lugar a una nueva iniciativa enmarcada en el proyecto R[ECO]NSIDER, dress as you believe de la firma de moda casualwear.

En agosto de 2018, Springfield lanzó R[ECO]NSIDER, su línea de prendas respetuosas con el medio ambiente, a través de la cual profundiza en áreas como el uso de fibras naturales y el ahorro de agua y energía. 

Coincidiendo con el Día Mundial de los Océanos, la firma ha presentado una colección cápsula de Salvemos Nuestro Mediterráneo, fabricada con algodón orgánico, ya disponibles online y en tiendas seleccionadas desde el 10 de junio.

“Tu compra tiene un propósito”

A través de la iniciativa de National Geographic "Tu compra tiene un propósito", cada vez que nos lees, nos ves, compras o viajas con nosotros, estás ayudando a la labor de nuestros científicos, exploradores y educadores en todo el mundo, ya que destinamos una parte de nuestros ingresos a trabajar por un planeta en equilibrio gracias a la National Geographic Society.

En línea con este compromiso, Springfield donará 1 euro al proyecto de Manu San Félix Posidonia Maps cada vez que el hashtag #SalvemosNuestroMeditarráneo se comparta en Instagram mencionando al perfil @springfieldmw.

Una fotografía, una historia

A través de la sostenibilidad de los tejidos de Springfield, Manu San Félix narra una historia que se esconde detrás cada una de las fotografías que componen el documental.

Silkyshark, o el tiburón sedoso, protagoniza la primera escena en un paraíso como la Isla de San Benedicto. “Pasamos varios días fondeados en este punto en la expedición de Pristine Seas al archipiélago de Revillagigedo”, cuenta Manu San Félix. “Un lugar impresionante que destaca por las mantas gigantes y la abundancia de tiburones: ballena, galápagos, silkies, silvertip…”, agrega, mientras narra cómo es característico de los tiburones sedosos merodear cerca de las embarcaciones fondeadas.

En su constante adaptación a los ecosistemas, el tiburón ha aprendido desde hace cientos de años que cerca de los barcos suele haber alimento, ya sea por los desperdicios que se tiran por la borda, por aquellos peces que buscan refugio cerca del casco de la embarcación, o incluso por las presas robadas que a veces consiguen.

“Pero hoy en día en pocos puntos del globo podemos disfrutar de los escualos alrededor de nuestros barcos debido a que hemos matado/pescado el 99% de los tiburones del planeta”.

Sostenibilidad y conciencia para salvar los océanos

La segunda barrera de coral más grande del mundo, la de Belize, es el escenario que da vida a otra de estas camisetas que luchan por salvar nuestro Mediterráneo. “La tortuga verde, Cheloniamydas, de la imagen está dentro del lago alimentándose de hierbas marinas”, afirma Manu San Félix. “Normalmente las tortugas huyen de los buceadores ya que tienen miedo por nuestro tamaño”.

Sin embargo, en este mágico lugar, Hol Chan, la intensa actividad de los buceadores ha acostumbrado a estas tortugas verdes a su presencia, que nadas tranquilas devorando la hierba marina que encuentran a su paso.

“Las expediciones que hacemos en el proyecto Pristine Seas de NationalGeographic habitualmente nos llevan a lugares remotos como Beveridgereef, casi intocados por el hombre”, explica San Félix sobre la fotografía de esta camiseta, en la que se observa un grupo de tiburones. “En estos sitios a menudo aún sobreviven poblaciones sanas de tiburones, algo cada vez más difícil de encontrar ya que hemos eliminado el 90% de los tiburones que nadaban en los océanos del planeta. Una cifra terrible que refleja el enorme impacto que estamos causando en los océanos”.

El equilibrio de nuestros mares y océanos depende en gran medida de los tiburones. “Sin ellos rompemos el equilibrio entre las especies que la naturaleza ha construido a lo largo de millones de años de evolución”.

Protagonista de otra de las historias que refleja este innovador proyecto, encontramos al tiburón oceánico de punta blanca (Carcharhinuslongimanus), que “era el escualo más abundante de en los océanos del planeta y al mismo tiempo ha sido el más castigado por la pesca en busca de aletas para la sopa de aleta de tiburón”.

En maravillosos lugares como BrotherIslands y Elhistonereef, este poderoso nadador a menudo se encuentra rodeado de peces piloto que le acompañan para alimentarse de los restos de sus presas.

Tejidos que salvan arrecifes de coral

La siguiente fotografía plasmada en el proyecto nos habla de la importancia de los espectaculares arrecifes de coral de las Islas Palau, una auténtica joya de la naturaleza donde cientos de islas e islotes han creado un gran laberinto de canales duros y blandos que son el hábitat de miles de coloridos peces y otros animales, como el pez tres colas de la imagen del género Anthias. “Estos arrecifes, al igual que el resto de los arrecifes del planeta, se enfrentana la gran impacto que supone el calentamiento de mares y océanos por el cambio climático y que amenazan su supervivencia”, explica el biólogo.

En la Isla de Mahe, en Seychelles, se encuentra una de sus fotografías favoritas del proyecto, “por el momento mágico que viví”, afirma. “A casi 30 metros de profundidad durante largo rato acompañé a la enorme raya de la imagen que parecía disfrutar atravesando un enorme banco con miles de roncadores de color amarillo intenso. Era uno de esos momentos perfectos que miras a través del visor de la cámara y ves él encuadre lleno de vida y de color”, narra Manu San Félix sobre la suerte de estar allí y “de que esos animales te dejen durante un rato meterte en su vida y retratarlos sin que les importe lo más mínimo tu presencia”.

Esta imagen, tomada en el suroeste de Ibiza, inmortaliza una de las mejores representaciones del coralígeno de todo el mar Mediterráneo.“Sorprende, cuando buceas en el Mediterráneo, que a medida que profundizas vas descubriendo un paisaje más y más espectacular, lleno de colorido y muy alta biodiversidad”. Corales, gorgonias, esponjas... A partir de los 30 metros de profundidad, los animales colorean por completo el fondo marino. La imagen está tomada en el suroeste de Ibiza, donde existe una de las mejores representaciones del coralígeno de todo el Mar Mediterráneo.

Las Islas Bahamas es otro de los escenarios que visten esta colección. En el bajo de arena de las Islas Bahamas, Little Bahama Bank, nace la corriente del Golfo que transporta muchas especies desde el Caribe a Europa. Este es el caso de las tortugas bobas que,tras nacer en las playas de Florida,atraviesan este bajo lleno de tiburones con el objetivo de llegar hasta la corriente que llega hasta el Mediterráneo. “Los arrecifes de esta zona de Bahamas destacan por la abundancia de tiburones de arrecife de bahamesa, tiburones toro, tiburón limón y el gran tiburón tigre especializado en alimentarse de tortugas marinas”, señala San Félix.

La última camiseta muestra el momento en el que se pone el sol, cuando la mayoría de los habitantes de este arrecife de Mozambique se esconden, buscando refugio entre los corales o las grietas de las rocas. Así evitan exponerse a sus depredadores, como “los tiburones de punta blanca que dedican la noche a patrullar en manadas mirando por dentro de los recovecos del arrecife. Para los peces cada noche es un desafío por la supervivencia por esconderse bien y llegar vivos a la salida del sol”.

Seguir leyendo