La dureza del adiestramiento de perros militares y por qué Conan es un héroe americano

Analizamos el vínculo establecido entre los perros militares y sus cuidadores a raíz de la intervención del perro Conan en la operación contra el terrorista Al Bagdadi.miércoles, 30 de octubre de 2019

Por Brian Clark Howard
Conan, un perro militar, resultó «herido leve» en la operación contra el líder del Estado Islámico Al Bagdadi en Siria, pero volvió al servicio días después.
Conan, un perro militar, resultó «herido leve» en la operación contra el líder del Estado Islámico Al Bagdadi en Siria, pero volvió al servicio días después.
foto por Casa Blanca via AP

Desde la guerra de Secesión, el personal militar estadounidense ha servido junto a perros muy bien adiestrados, muchos de los cuales han salvado vidas detectando explosivos, localizando posiciones enemigas o protegiendo a sus cuidadores de otras formas.

Esta semana, un perro militar llamado Conan, un pastor belga malinois, se convirtió en el último héroe K-9 por ayudar a perseguir al líder del Estado Islámico Abubaker Al Bagdadi.

Se estima que cada perro militar salva las vidas de entre 150 y 200 efectivos estadounidenses. En el pasado, muchos de estos perros han sido tratados como herramientas y les han practicado la eutanasia cuando ya no resultaban útiles. Pero en los últimos años, se ha avanzado hacia la actitud de retribuir a quienes prestan servicio, aunque sean criados para dicho propósito. Y en noviembre de 2015, el país retribuyó a estos perros de guerra.

La Ley de Autorización de defensa nacional, promulgada por el entonces presidente Barack Obama, incluye una disposición que garantiza a los perros de guerra una jubilación en Estados Unidos.

«Y lo mejor de todo es que la gente que conoce a estos perros mejor que nadie —sus cuidadores, que han prestado servicio con valentía junto a ellos en las ardientes arenas de los desiertos de Irak y Afganistán y en bases de todo el mundo— tendrán derecho a adoptar a estos héroes caninos», declaró Robin Ganzert, presidente de la American Humane Association, en un comunicado.

Estas fotos de Adam Ferguson muestran el vínculo establecido entre hombres y mujeres y sus animales de servicio mientras aprenden a confiar los unos en los otros y a trabajar juntos, a veces poniendo sus vidas en juego.

Nota: Este artículo se publicó el 15 de diciembre de 2015 en nationalgeographic.com. Se ha actualizado con los últimos acontecimientos y se ha traducido del inglés.
Seguir leyendo