Decenas de animales mueren en el trágico incendio de un zoo de Alemania causado por pirotecnia

El gorila de espalda plateada más antiguo del programa europeo de reproducción de especies en peligro de extinción, Massa, también ha fallecido entre las llamas.

Thursday, January 2, 2020,
Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Gorila de montaña
Los gorilas de montaña solo viven en los densos bosques en y entorno a las montañas de Virunga en Ruanda, Uganda y la República Democrática del Congo.
Fotografía de Roger de la Harpe, Getty Images

Entre llamas, la tragedia ha arrasado el santuario de los monos del zoológico de Krefeld, al oeste de Alemania. Decenas de primates, incluidos cinco orangutanes y un gorila de espalda plateada de 48 años, han muerto en un incendio que podría haber sido provocado por el uso de pirotecnia durante la noche que dio la bienvenida al nuevo año.

“Nuestros peores temores se han hecho realidad”. A las tres de la madrugada del día de ayer, el zoológico daba a conocer la desoladora noticia sin tener aún conocimiento sobre si algún animal había sobrevivido. A las cinco, un nuevo comunicado informó de que no había supervivientes en el santuario, pero el jardín de los orangutanes, donde vive la familia del gorila de espalda plateada Kidogo, se salvó de las llamas.

Horas más tarde, el zoológico afirmó a través de sus redes sociales que “por un milagro, los chimpancés Bally y Limbo sobrevivieron al devastador incendio. Solo están ligeramente heridos y ahora están alojados en dos boxes en el jardín de gorilas”.

Diez grandes simios, numerosos monos, pájaros y murciélagos habitaban este recinto arrasado de más de dos mil metros cuadrados de extensión. Medios alemanes han informado de el incendio se ha llevado por delante también a Massa, el espalda plateada más antiguo del programa europeo de reproducción de especies en peligro de extinción.

Investigando las 'linternas voladoras' 

Cuando la brigada de bomberos llegó a la escena tras el aviso ayer las 0:38 a.m., según informa The Guardian, encontraron el edificio que alberga el santuario de monos envuelto en llamas de tal calibre que no podría ser apagado antes de que el incendio hubiera arrasado el lugar hasta dejar tan solo su estructura. Los esfuerzos de los bomberos lograron sin embargo que el jardín de los gorilas y el parque de canguros, situados junto al santuario, no se vieran afectados.

La policía alemana está investigando la escena del incendio para conocer el origen del fuego, que podría haber sido causado por pirotecnia utilizada la noche de Año Nuevo en las inmediaciones del centro.

Según ha informado hoy el medio alemán DW, Gerd Hoppmann, de la policía criminal de Krefeld, ha afirmado que tres mujeres están siendo investigadas después de que varios testigos informasen de que varias “linternas de papel ardiendo” habían surcado el cielo llevando las llamas hasta el zoológico. Acusadas de incendio intencional negligente, las mujeres afirmaron desconocer la prohibición de estos artículos de pirotecnia, según este medio.

Durante los últimos años, el debate sobre la prohibición de la pirotecnia ha llevado a diversos municipios alemanes a prohibir parcialmente el uso de ciertos petardos y otros cohetes a lo largo y ancho de su territorio. Sin embargo, la utilización de estas “linternas chinas” está totalmente prohibida en todo el país, salvo Mecklemburgo.

"Continuaremos enfocándonos en mantener simios en el futuro y construiremos una nueva casa", ha afirmado el zoológico, que aún mantiene sus puertas cerradas al público. “Damos las gracias en este camino por la abrumadora ola de compasión y ayuda que nos está llegando por todos los canales”.

Seguir leyendo