Esto es lo poco que se sabe del misterioso murciélago caníbal

El Vampyrum spectrum caza roedores, insectos grandes, pájaros y otros murciélagos, llegando a atacarlos en pleno vuelo.

Publicado 15 dic 2021 13:42 CET
Un murciélago espectral, la mayor especie de murciélago del hemisferio occidental, consume un murciélago frutero de ...

Un murciélago espectral, la mayor especie de murciélago del hemisferio occidental, consume un murciélago frutero de cola corta.

Fotografía de Marco Tschapka

"¡Es el Vampyrum!" gritó Winifred Frick desde el oscuro sendero. La selva tropical que nos rodeaba bullía de katídidos, mientras los monos aulladores chillaban en la húmeda noche. Cuando alcancé a Frick junto a la red de niebla -un carrete de malla negra que los científicos utilizan para atrapar murciélagos para su estudio- miré por encima de su hombro y lo que vi me hizo palpitar el corazón.

Frick, científico jefe de la organización sin ánimo de lucro Bat Conservation International y ecologista de la Universidad de California en Santa Cruz (Estados Unidos), dirigía las redes en el estudio de murciélagos de este año en Belice. Durante la última semana de esta expedición de noviembre, había visto docenas de murciélagos de cerca en la Reserva Arqueológica de Lamanai: murciélagos de cara arrugada con rostros como los de los bulldogs, murcielaguitos narigones con narices de Pinocho e incluso murciélagos vampiro comunes con sonrisas dentadas.

Ninguno era más grande que un pájaro cantor. Pero el murciélago que me devolvía la mirada era del tamaño de un cuervo, con las orejas, el hocico y los dientes desnudos del Lobo Feroz. El Vampyrum spectrum, más conocido como murciélago espectral, es el murciélago más grande del hemisferio occidental, con alas que pueden estirarse más de un metro. 

El Vampyrum spectrum también es llamado a veces el gran murciélago falso vampiro -falso, porque no sorbe sangre como su primo vampiro; come carne-. Estos depredadores de alto nivel cazan roedores, insectos grandes, pájaros y otros murciélagos, y a veces los atacan en pleno vuelo.

Con esto en mente, Frick -que ha analizado miles de murciélagos en sus 20 años de carrera, pero nunca uno espectral- buscó en su mochila un par de guantes de cuero aún más gruesos. "Si no tengo cuidado, me morderá", dijo Frick.

La semana anterior, otro equipo había capturado una hembra de murciélago espectral, la primera de la especie que se veía en 14 años de estudios anuales.

Al desenredar el murciélago de la red para verlo más de cerca, Frick se sorprendió al descubrir perforaciones en cada ala, lo que sugería que se trataba de la misma hembra que sus colegas habían capturado antes. (La perforación de agujeros es un método de investigación rápido e inofensivo para obtener muestras genéticas. La piel se repara rápidamente y no impide el vuelo).

"Los murciélagos son una parte importante de la biodiversidad de los mamíferos, y el Vampyrum en particular es un gran ejemplo de un murciélago con un serio factor sorpresa", dice Frick. "Son los jaguares alados de las selvas tropicales de América Central y del Sur".

Un murciélago muy especial

Melissa Ingala, investigadora asociada del Museo Americano de Historia Natural, en Nueva York (Estados Unidos), y sus colegas colocaron una pequeña etiqueta PIT bajo la piel del murciélago y tomaron muestras fecales para determinar qué había comido recientemente. Si el murciélago vuelve a ser capturado, el equipo podrá comparar las muestras fecales para ver si su dieta ha cambiado, lo que constituye una información importante sobre el comportamiento del animal, explica Ingala.

"Es tan raro capturar a estos tipos que no sabemos mucho sobre ellos", dice Nancy Simmons, conservadora jefe del Departamento de Mamíferos del Museo Americano de Historia Natural. Simmons y Brock Fenton, profesor emérito de la Universidad de Western (Canadá), organizan estos estudios anuales de murciélagos, un esfuerzo que ha dado lugar a al menos 60 publicaciones científicas hasta la fecha.

"Creo que los Vampyrum, en particular, recorren el bosque en busca de pequeños vertebrados y, cuando oyen algo extraño, entran a investigar", dice Simmons. 

Por lo general, se considera que los murciélagos se alimentan de insectos, fruta o néctar, pero un estudio reciente demuestra que el Vampyrum es sólo una de las nueve especies de murciélagos que pueden considerarse carnívoras.

La investigación sugiere que estas especies, entre las que se encuentran el falso vampiro orejón (Chrotopterus auritus) y el murciélago comedor de ranas (Trachops cirrhosus), desempeñan un papel infravalorado como depredadores principales en sus ecosistemas, en parte porque ayudan a controlar las poblaciones de presas.

Desde el sur de México hasta Brasil, el murciélago espectral vuela durante la noche en busca de pájaros, arrancándolos de las ramas de los árboles o de los nidos. Estos mamíferos voladores también atrapan a los roedores que corren entre la hojarasca.

"Se abalanzan y envuelven a su presa, utilizando sus alas como un abanico", explica Rodrigo A. Medellín, ecólogo de la Universidad de México, coautor del reciente estudio sobre murciélagos carnívoros y que no formó parte de la expedición de Belice.

Entonces, al igual que un jaguar, "administran la mordida asesina, generalmente mordiendo la parte superior de la cabeza o la nuca".

Por muy dramático que suene, los científicos rara vez lo han presenciado, probablemente porque hay densidades muy bajas de murciélagos espectrales, como ocurre con otros depredadores. Además, como los depredadores necesitan espacio para cazar, la pérdida de hábitat es un grave problema para ellos: la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera que los murciélagos espectrales están casi en peligro de extinción.

"En este bosque puede haber cinco, probablemente sólo esta hembra, su pareja y sus crías", explica Ingala. En comparación, podría haber cientos o incluso miles de otras especies de murciélagos en el mismo bosque.

"Se trata de un murciélago muy especial", afirma Ingala.

Para estos carnívoros, la familia es lo primero

En un esfuerzo por aprender más sobre los murciélagos espectrales, Medellín ha hecho una oferta permanente: si alguien puede mostrarle un dormidero de Vampyrum en su México natal, le dará 1000 dólares en el acto. Hasta el momento, la recompensa ha permitido encontrar tres refugios.

"Son tres más de los que nadie conoce en el mundo", bromea Medellín, que también es explorador de National Geographic.

Estos pocos dormideros ya han revelado información valiosa. Por ejemplo, Medellín y su equipo han observado que cuando las hembras de los murciélagos espectrales se quedan en casa con una cría que puede ser casi la mitad de su tamaño, el macho le lleva roedores y otras presas.

"Este tipo de alimentación suplementaria no se conocía en estos murciélagos", dice Medellín.

Asimismo, los experimentos de Medellín con murciélagos espectrales en cautividad han demostrado que dejan de ecolocalizar cuando se acercan a una presa, tal vez porque los ultrasonidos podrían alertar a otros murciélagos e incluso a algunos roedores. En su lugar, parecen confiar en los sonidos que emiten las propias presas.

"También hay una hipótesis que tengo que comprobar, y es que los murciélagos pueden utilizar también el olfato", dice. Esto se debe a que muchas de las especies de aves que se sabe que come Vampyrum, como los cucos y los momotos, tienen fuertes olores corporales y anidan en comunidad. "Estos son grandes anuncios para un depredador", dice Medellín.

Medellín dice que le intriga que los murciélagos maten y coman aves grandes, como los loros del Amazonas. Pueden ser más pesados que un murciélago espectral y "pueden decapitarlo fácilmente con sus picos", dice. "Y aun así, Vampyrum se los come".

Es el mundo de Vampyrum

El reciente estudio de Medellín señala que algunas especies de murciélagos carnívoros viven en territorios superpuestos, y su presencia o ausencia parece afectar al comportamiento de otros murciélagos. 

Señala, por ejemplo, que tanto Vampyrum como Chrotopterus (falsos murciélagos vampiros lanudos) gustan de posarse en árboles huecos. Sin embargo, en las zonas donde se dan ambas especies, el Chrotopterus tiende a posarse en cuevas, yacimientos arqueológicos y alcantarillas.

"Pero cuando Vampyrum desaparece del sistema, ya sea porque se sube de altitud o de latitud, entonces Chrotopterus vuelve a los árboles huecos", dice.

Todo esto sugiere a Medellín que otras especies de murciélagos que viven en el mundo de Vampyrum ajustan su comportamiento para su propia seguridad. Y ahora que he visto un murciélago espectral en carne y hueso, no puedo decir que les culpe.

Los murciélagos no dan tanto miedo como crees
Cuando pensamos en los murciélagos, a menudo se nos ocurre una imagen desfavorable. Ya sea por su aparición en libros y películas de vampiros o por el miedo a que transmitan virus, los murciélagos tienen muy mala reputación que tiene más de ficción que de realidad. Descubre las ideas erróneas sobre los murciélagos y la importancia de estos animales en nuestra vida cotidiana.

La National Geographic Society, comprometida con la iluminación y protección de las maravillas de nuestro mundo, financió el trabajo del explorador Rodrigo A. Medellín. Conozca más sobre el apoyo de la Sociedad a los Exploradores que destacan y protegen especies críticas.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
Este murciélago escucha los cantos de las ranas para localizar a su próxima presa
Animales
Así mantienen los tiburones la salud del océano
Animales
El síndrome de la nariz blanca ha devastado a los murciélagos, pero algunos han desarrollado inmunidad
Animales
Un parásito que controla la mente vuelve a los cachorros de hiena más imprudentes cerca de los leones
Animales
Las poblaciones de cárabo californiano alcanzan un mínimo histórico pese a los esfuerzos para salvarlas

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved