Un brote de gripe aviar sin precedentes arrasa con la vida salvaje de Israel

La ministra de Protección del Medio Ambiente, Tamar Zandberg, afirma que el H5N1 es el "peor golpe a la fauna"

Publicado 11 ene 2022 10:39 CET
Un brote de gripe aviar en Israel ha matado a miles de grullas silvestres en Israel

Un brote de gripe aviar en Israel ha matado a miles de grullas silvestres y puede poner en peligro a especies de aves amenazadas. Los trabajadores del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con trajes para materiales peligrosos, han estado retirando los cuerpos de las grullas muertas de las aguas poco profundas y fangosas.

Fotografía de Ilia Yefimovich/picture alliance, Getty Images

Israel ha cancelado el último mes de su temporada de caza, de cinco meses de duración, en un intento por contener un grave brote de gripe aviar que ha matado hasta 8000 grullas silvestres y ha desatado la preocupación por el contagio entre especies de aves amenazadas.

La ministra de Protección del Medio Ambiente, Tamar Zandberg, tuiteó en diciembre que este brote de gripe aviar H5N1 es el "peor golpe a la fauna" de la historia de Israel y que el alcance total de sus daños "aún no está claro". 

La prohibición de la caza en enero contribuirá a limitar las interacciones entre el hombre y la fauna. El Ministerio dice que le preocupa que los cazadores puedan propagar la enfermedad sin saberlo al llevar el virus en sus zapatos, neumáticos o a través de los perros que utilizan para recoger los patos y palomas que cazan. Además, otras aves que sean perturbadas por los cazadores podrían volar a nuevos lugares, propagando el virus. (El ministerio no respondió a las peticiones de comentarios sobre si hay alguna prueba de que los cazadores ya hayan contribuido a la propagación de estas formas).

El virus H5N1 se detectó por primera vez en las granjas avícolas israelíes hace unos dos meses y desde entonces se ha confirmado que es la causa de la muerte de grullas comunes, con una quinta parte de la población de las majestuosas aves de cuello largo ya infectada, según las autoridades israelíes.

Cada otoño, las grullas emigran desde Rusia, Ucrania y Escandinavia hasta las zonas de invernada en Etiopía y otros lugares, incluido Israel, donde decenas de miles esperan la primavera, muchas de ellas en torno a un lago del valle de Hula. Allí, en el norte del país, numerosos trabajadores con trajes diseñados para manipular materiales peligrosos han estado recogiendo los cuerpos de las grullas del agua y de las zonas circundantes.

Al igual que con los virus de la gripe humana, hay muchas cepas de la gripe aviar, algunas más mortales que otras. El H5N1 está siendo especialmente virulento esta temporada. Ha saltado por toda Europa, donde el mes pasado murieron miles de gansos barnacla en Escocia, y recientemente se ha extendido a Norteamérica.

La gripe aviar también puede hacer enfermar a otros animales, incluidos los que comen aves infectadas o sus restos. Para ayudar a controlar su propagación en Israel, se han sacrificado alrededor de un millón de pavos, patos y gallinas de granja, según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Las personas rara vez han contraído el H5N1, y normalmente sólo tras una larga exposición a aves infectadas. La última infección humana por H5N1 de la que se tiene constancia se produjo en India en julio de 2021. Hasta ahora no se ha detectado ningún caso en Israel, pero la semana pasada se comunicó a la Organización Mundial de la Salud un caso en el suroeste de Inglaterra, aunque todavía hay que identificar la cepa concreta. Las orientaciones del gobierno israelí aseguran que las aves de corral y los huevos son seguros para el consumo si se cocinan adecuadamente.  

La prohibición de la caza es una "medida preventiva" para proteger tanto a la fauna como a las personas, afirma Yoav Perlman, director de BirdLife Israel, una rama de la Sociedad para la Protección de la Naturaleza de Israel, sin ánimo de lucro. Su grupo ha ayudado a contar los miles de grullas muertas. Dice que se ha confirmado la presencia del virus en otras pocas aves silvestres, principalmente pelícanos, garzas y algunas aves de rapiña.

Las muertes de grullas están disminuyendo, pero "nos preocupa que la gripe aviar pueda afectar a las aves de rapiña, especialmente a las águilas del valle de Hula y otros valles donde se concentran las grullas", afirma Perlman. El valle de Hula es importante como lugar de invernada para las águilas moteadas mayores y las águilas imperiales orientales, amenazadas a nivel mundial, y para las águilas de cola blanca, amenazadas en Israel. Las águilas son carroñeras y se las ha visto alimentarse de grullas muertas en el valle de Hula, dice.

Otras aves amenazadas en Israel son la malvasía cabeciblanca, en peligro de extinción, ya que cerca del 10% de su población mundial pasa el invierno en Israel en embalses que también utilizan las grullas y otras aves acuáticas, según Perlman. Además, la avutarda de MacQueen, amenazada en todo el mundo, comparte lugares de alimentación y descanso con las grullas en el norte del Néguev.

Orígenes del virus mortal

El virus H5N1 se detectó por primera vez en 1996, en gansos de China, y en humanos en 1997, durante un brote en aves de corral en Hong Kong. En los años siguientes, se ha encontrado en muchos países del mundo, apareciendo en Israel en marzo de 2006, donde ha aparecido casi todos los años desde entonces. El brote actual es diferente, dicen las autoridades israelíes, porque está causando tasas de mortalidad masivas entre las aves infectadas.

"Nadie sabe por qué esta vez es tan grave", afirma el ornitólogo Yossi Leshem, profesor emérito de la Universidad de Tel Aviv en Israel. Los humanos pueden haber contribuido a alimentar parte de la transmisión, dice. Como parte de un programa gubernamental de alimentación de aves diseñado para evitar que las grullas se coman las cosechas de los agricultores, los trabajadores les echaron maíz, lo que provocó densas concentraciones de las aves en un área pequeña. "Es casi seguro que esto aumentó las tasas de infección de este brote de gripe aviar", añade Perlman.

Para el futuro, dice Perlman, "las autoridades de conservación y las partes interesadas tendrán que reflexionar mucho sobre la alimentación y el papel de la misma". Pero por ahora, están atentos a nuevos indicios de H5N1. "Este es, con mucho, el mayor caso de gripe aviar en grullas a nivel mundial", afirma. Es "algo sin precedentes, y tenemos que investigar lo que ha pasado".

Wildlife Watch es un proyecto de investigación periodística entre National Geographic Society y National Geographic Partners que se centra en los delitos y la explotación de la fauna salvaje. Lee más historias de Wildlife Watch aquí, y conoce más sobre la misión sin ánimo de lucro de National Geographic Society en natgeo.com/impact. Envía tus sugerencias, comentarios e ideas de historias a NGP.WildlifeWatch@natgeo.com.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
Sudáfrica planea poner fin a la polémica industria de cría de leones en cautividad
Animales
Muchas mascotas exóticas sufren o mueren en tránsito
Animales
Las exportaciones de pitones reales suscitan preocupación ante el aumento de su demanda como mascotas
Animales
Mientras el coronavirus persiste, los ciudadanos chinos quieren prohibir los mercados de fauna silvestre
Animales
El dueño del zoo de 'Tiger King' es condenado a no exhibir más animales de por vida

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved