Animales

Descubren una serpiente venenosa con escamas punzantes

Por Redacción National Geographic

6 de marzo de 2012

Según un nuevo estudio, se ha descubierto en las peligrosas aguas del norte de Australia una nueva especie de serpiente marina venenosa cubierta de escamas punzantes.

Aunque se conocen otras serpientes marinas con escamas con «pinchos» en el vientre, «no se había visto hasta ahora una serpiente de estas características», comenta por correo electrónico el director del estudio, Kanishka Ukuwela, ecólogo de la Universidad de Adelaida.

Normalmente las serpientes tienen escamas lisas, pero todos los ejemplares de la nueva especie, llamada Hydrophis donaldi, cuentan con esta punzante protección.

Los científicos capturaron recientemente nueve de estos reptiles en el Golfo de Carpentaria .

«En cuanto subimos una al barco supimos que habíamos encontrado algo especial», comenta Bryan Fry, de la Universidad de Queensland (Brisbane, Australia) y coautor del estudio. «No se parecía a ninguna otra serpiente marina que he visto».

Según Fry, todos los ejemplares fueron encontrados en el rocoso lecho marino, un hábitat que explicaría la existencia de sus amenazantes escamas.

Sin embargo, «no sabemos cómo evolucionó esta peculiar característica, ni para que la usan», afirma Ukuwela.

Unos vecinos muy peligrosos

Probablemente la nueva Hydrophis (literalmente «serpiente de agua») no fue detectada antes por dos motivos: según Ukuwela, se trata de una especie poco común y vive en hábitats poco frecuentados por los pescadores, mientras que muchas serpientes marinas australianas viven en el océano y suelen quedar accidentalmente atrapadas en las redes que se utilizan para pescar langostinos.

Se sabe poco de este reptil de color marrón amarillento, salvo que como casi todas las serpientes vivíparas, es «venenosa y potencialmente peligrosa para los humanos», según describe el nuevo estudio, publicado el 21 de febrero en la revista Zootaxa.

Como señala Fry, el veneno es solamente un obstáculo más para descubrir los misterios de la nueva especie.

«Es imposible observarla en su hábitat, debido a que el agua es muy turbia y hay muchos tiburones toro, cocodrilos marinos y cubomedusas, que son altamente peligrosas».

«Si nos sumergiéramos en esas aguas no duraríamos ni dos minutos. La única duda sería qué animal nos mataría primero».

«Yo apuesto por el tiburón».

Seguir leyendo