Animales

Espectacular grabación de la enrevesada pelea entre dos mambas negras

Dos mambas negras se enfrentan por el derecho a aparearse con las hembras en esta grabación tan poco común, realizada en Sudáfrica.

Por Brian Clark Howard

24 de mayo de 2016

Como si quisieran formar una especie de mortal pulsera de la amistad, dos mambas negras, las serpientes más peligrosas del mundo, se enroscan la una en la otra en una dura batalla que no es fácil captar en video.

Las imágenes las grabó la sudafricana Kirstie Bowers, que vive en Johannesburgo, durante un safari por el Parque Nacional Pilanesberg, situado en la provincia noroccidental del país.

“Es un video muy bueno”, explica Kenneth Krysko, encargado de la división de herpetología del museo de historia natural de Florida. “Ilustra muy bien la típica conducta de combate de dos machos que intentan conseguir que su contrincante se rinda”.

Durante estas batallas es posible que una delas mambas muerda a la otra, pero es muy poco probable que le inyecte veneno, ya que, como explica Krysko, no están intentando acabar con el rival. Normalmente los machos se enzarzan hasta que uno de ellos se rinde, y entonces el ganador se acerca a una hembra que esté dispuesta para el apareamiento.

Las mambas hembra se aparean con un único macho al año, y algunas especies son capaces de almacenar el esperma durante meses e incluso años. Los machos, por su parte, suelen tratar de aparearse con varias hembras, pero su éxito depende de cuántas batallas logren superar.

Krysko ha estudiado este tipo de enfrentamientos en las serpientes rey de Florida y ha sido el primer científico en describir este comportamiento en la especie. Nos explica que observarlo en la naturaleza es muy complicado, y exige normalmente pasar mucho tiempo sobre el terreno.

Bowers tuvo suerte.

“Hay que tener mucha suerte para llegar a presenciar esta conducta tan interesante”, afirma Krysko. “Es muy distinta de la conducta típica de apareamiento, esto es otra cosa”, añade para responder a algunos de los comentarios que se escuchan en el audio de la grabación, durante el safari.

Las mambas negras habitan en el África meridional y oriental y pueden llegar a medir más de cuatro metros. Son serpientes rápidas y fuertes famosas por su agresividad, aunque normalmente su instinto es evitar a las personas. El mordisco de una mamba negra es casi siempre mortal, salvo que se administre pronto el antídoto. Tras la mordedura, la muerte suele producirse en un periodo de 45 minutos.

A las mambas se las considera responsables de muchas muertes, por lo que se las conoce como las serpientes más letales del planeta. (Aquí encontrarás más información sobre los intentos de usar el veneno de mamba para sustituir a la morfina.)

Las mambas negras pueden llegar a reptar a veinte kilómetros por hora. Su nombre no se debe al color de su piel, que suele ser verde oliva o gris, sino al negro del interior de la boca, que abren cuando se sienten amenazadas.

Seguir leyendo