Planeta Hostil

Fotos de pandas rojos que despiertan ternura

Reunimos nuestras fotos favoritas de estos mamíferos arbóreos de cola peluda

Por Jane J. Lee

El panda rojo, con su cola peluda, sus cejas de viejecito y su pelaje rojizo, es un animal al que dan ganas de acariciar. 

Originarios de China, Myanmar (Birmania) y otras zonas de Asia, los pandas rojos son mamíferos del tamaño de un gato doméstico que viven en los árboles, y cuyo número se ha reducido durante los últimos años debido a la desaparición de su hábitat. Muchos de los pandas rojos que aparecen retozando en videos de YouTube son cachorros jugando, tal como explica PJ Jones, encargada de los animales del Zooparque Roger Williams de Providence (Estados Unidos), en donde viven varios pandas rojos. “Los adultos también juegan a veces, pero no tanto como los cachorros”.

Aunque la experta asegura que, en general, el panda rojo “es más amante que guerrero”. Comen sobre todo bambú, pero a diferencia de los pandas gigantes, los rojos comen también huevos, e incluso algún mamífero de pequeño tamaño. “La gente ha intentado hacerles compartir jaula con aves o con otros pequeños mamíferos [en zoos], y no siempre ha acabado bien la cosa”, explica Jones. (Lea la historia de la fuga de un panda rojo del National Zoo.).

Los pandas rojos tienen un hueso en la muñeca que sobresale como un falso pulgar, y los ayuda a agarrar los brotes de bambú. Jones nos explica que es algo que tienen en común con el panda gigante, y por ese motivo inicialmente se clasificó a las dos especies como pandas. Pero ahora los científicos han clasificado a los pandas gigantes con los osos, de modo que los pandas rojos se han quedado como únicos miembros de la familia panda. Pero sea cual sea su estatus oficial, está claro que los pandas rojos nos encantan, así que os dejamos con una ración especial de estos “peluches” de carne y hueso. Sigue a Jane J. Lee en Twitter.

Seguir leyendo