Koala

jueves, 13 de septiembre de 2018

Por Redacción - National Geographic
Esta historia forma parte de Photo Ark, de Joel Sartore, el mayor catálogo fotográfico de especies en peligro de extinción. No te pierdas la exposición fotográfica en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, del 5 de octubre al 5 de enero. Más información aquí.

NOMBRE COMÚN: Koala
NOMBRE CIENTÍFICO: Phascolarctos cinereus
TIPO: Mamíferos
DIETA: Herbívoros
ESPERANZA DE VIDA EN LIBERTAD: 20 años
TAMAÑO: 60 – 85 cm
PESO: 4 – 15 kg
ESTADO EN LA LISTA ROJA DE LA UICN:  Vulnerable
TENDENCIA DE LA POBLACIÓN ACTUAL: Decreciendo

Sobre el koala

Conocido a menudo como el "oso" koala, este peluche no es un oso en absoluto; es un mamífero marsupial o con bolsa. Después de dar a luz, la hembra del koala lleva a su bebé en su bolsa durante aproximadamente seis meses. Cuando el bebé sale de la bolsa, monta en la espalda de su madre o se pega a su vientre, acompañándola a todas partes hasta que tiene aproximadamente un año.

Comportamiento somnoliento y dieta de eucalipto

Los koalas viven en el este de Australia, donde sus amados eucaliptos son más abundantes. De hecho, rara vez abandonan estos árboles y sus garras afiladas y sus dedos oponibles los mantienen fácilmente en alto. Durante el día duermen metidos en pequeños rincones de los árboles, llegando a permanecer dormidos hasta 18 horas.

Cuando no está dormido, el koala se alimenta de hojas de eucalipto, especialmente de noche. Los koalas no beben mucha agua y obtienen la mayor parte de la humedad de las hojas. Cada animal come una cantidad tremenda para su tamaño: más de un kilogramo de hojas al día. Los koalas incluso almacenan a veces pequeños snacks de hojas en sus mejillas.

Su sistema digestivo es especial, con un intestino largo, permite a los koalas aprovechar las duras hojas de eucalipto y permanecer ilesos por su veneno. Los koalas comen tantas de estas hojas que adquieren el olor característico de su aceite, que recuerda a las pastillas para la tos.

Población

Estos regordetes mamíferos fueron cazados duramente durante los años 1920 y 1930, y sus poblaciones se desplomaron. Ayudados por la reintroducción, han reaparecido en gran parte de sus hábitats anteriores, pero sus poblaciones son más pequeñas y dispersas. Los koalas necesitan mucho espacio, alrededor de cien árboles por animal, lo que se convierte en un problema acuciante debido a que los bosques de Australia continúan reduciéndose.

Seguir leyendo