Planeta Hostil

La marsopa más pequeña del mundo, al borde de la extinción

Por Redacción National Geographic

18 de mayo de 2016

La especie más pequeña y menos común de marsopa, la vaquita marina, se encuentra en peligro inminente de extinción. Según anunció el gobierno mexicano el pasado viernes, apenas quedan unas 60 en el único hábitat en el que viven, Alto Golfo de California.

El número de ejemplares ha descendido un 40% en dos años: de 97 en 2014 a 58 en la actualidad. Esto se debe principalmente a la pesca ilegal de otras especies en peligro, como la totoaba, cuya vejiga natatoria es toda una delicatesen en Asia, que se pesca usando redes ilegales de enmalle. Estas redes tienen agujeros con el tamaño justo para atrapar –y ahogar– a las vaquitas marinas.

Esta especie es el cetáceo vivo más pequeño del planeta, con apenas 1,5 metros de longitud y 55 kilogramos de peso. Su piel es de color grisáceo y en torno a los ojos tiene marcas circulares negras. Se estima que su tiempo medio de vida es de unos 22 años, y se considera que alcanzan la madurez cuando llegan a los seis. Es bastante difícil de observar en libertad, ya que es un animal esquivo por naturaleza.

Se han gastado millones de dólares con el objetivo de salvar a esta especie. Las medidas varían desde prohibición de la pesca con redes de enmalle en el Alto Golfo de California y la vigilancia por parte del gobierno mexicano, los militares y los ecologistas para que se respete, hasta las compensaciones a los pescadores locales para que eviten la pesca en esa zona.

Aún hay esperanza

Pero las últimas cifras demuestran que no es suficiente. La organización WWF en México ha permanecido activa para tratar de salvar a estos tímidos animales. “A pesar de todos nuestros esfuerzos, estamos perdiendo la batalla por detener la pesca de la totoaba y así salvar la vaquita marina”, afirma Omar Vidal, CEO de WWF-México en un comunicado de prensa. “Aún podemos salvar esta especie, pero esta es nuestra última oportunidad”.

Según Vidal, debe imponerse una pesca más restrictiva, extender la prohibición de pesca, apoyar el uso de aparejos de pesca que sean seguros para las vaquitas marinas e impulsar la cooperación entre México, Estados Unidos y China para luchar contra la pesca furtiva de la totoaba.

“Estamos a punto de propiciar la extinción de la quinta especie de mamífero marino en la era moderna”, concluye Vidal.

Este artículo ha sido recogido por la Unidad de Investigaciones Especiales de National Geographic Society, que se informa sobre delitos contra la fauna y flora salvajes y ha sido posible gracias a las subvenciones de la BAND Foundation y del Woodtiger Fund. 

Seguir leyendo