Animales

La mascota del mundial es un armadillo en peligro de extinción

Por Redacción National Geographic

16 de junio de 2014

Dos veces al año, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) actualiza su Lista Roja para incluir especies evaluadas por primera vez o que necesitan actualización. La primera actualización de 2014 incluye la reevaluación de la mascota de la Copa Mundial de la FIFA, el armadillo de tres bandas (Tolypeutes tricinctus), o como se le suele conocer, el armadillo bola.

La especie, que durante mucho tiempo se creyó extinta, fue redescubierta en los años 90. Desde entonces, su población ha disminuido en más de un tercio debido a la pérdida del 50 % de la llamada catinga, un tipo de vegetación brasileña que constituye su hábitat. Su estatus sigue siendo «vulnerable».

El nombre científico del animal, la única especie de armadillo endémica de Brasil, hace referencia a las tres bandas que permiten que su caparazón se repliegue en forma de bola para protegerse.

Durante el próximo mes, la atención del mundo entero se centrará en Brasil, donde se han evaluado aproximadamente 5 500 especies.

«Uno de los objetivos clave del campeonato es utilizarlo como plataforma para transmitir la importancia del medio ambiente y la ecología», afirmó el secretario general de la FIFA Jérôme Valcke. No en vano el nombre de la mascota, Fuleco, es una fusión semántica de fútbol y ecología.

Sin embargo, queda por ver el alcance de la elección de la mascota en relación con la conservación de ésta y otras especies de armadillo en Brasil.

Por otra parte, la UICN ha completado la evaluación de las llamadas zapatillas de dama, una variedad de orquídea, concluyendo que el 79 % de estas plantas están en peligro de extinción

Además, la anguila japonesa Anguilla japonica, un manjar tradicional de Japón y el pez más caro del país, ha sido incluida en la clasificación «en peligro» en la Lista Roja debido a la pérdida de su hábitat, la sobrepesca, la contaminación y el cambio de las corrientes marinas.

La Lista Roja de la organización, que celebra este año su 50 aniversario, incluye ahora 73 686 especies evaluadas, de las que 22 103 (30 %) están en peligro de extinción. La Lista no es un simple registro de nombres de especies y su categoría de amenaza, sino que se trata de un rico compendio de información de las especies en peligro, sus necesidades ecológicas, hábitats e información sobre las acciones de conservación que podrían aplicarse para reducir o evitar la extinción. El reto para 2020 es que la Lista Roja incluya 160 000 especies, convirtiéndose así en un barómetro más amplio del estatus de las especies de nuestro planeta.

Seguir leyendo