Animales

La nueva mascota de Obama, 5 verdades sobre los perros de agua

Por Redacción National Geographic

21 de agosto de 2013

5 años después, llega Sunny para hacer compañía a Bo, el mayor de los perros presidenciales.

El pasado Lunes, un nuevo miembro entró en la Casa Blanca en forma de cachorro perfectamente peinado.

Sunny se une a Bo, que llegó en 2009, y es probable que junto  a su nuevo "hermano" haga la compañía al presidente en el Despacho Oval y en sus paseos nocturnos.

La llegada de Bo a la Casa Blanca supuso la mayor campaña publicitaria para esta raza de perros en EEUU desde su introducción en la década de los 60.

Grandes nadadores

Los perros de agua han sido históricamente considerados grandes nadadores y usados para salvamento marítimo gracias a sus amplias pezuñas.

Según el Club del perro de agua portugués de América, la raza era considerada por los pescadores de la costa de Portugal tanto como un compañero como perro guardián. Los perros trabajaban en la cría de peces, la recuperación de las redes pérdidas o rotas, e incluso como mensajeros caninos de buque a tierra.

Al borde del abismo

La raza estuvo a punto de extinguirse cuando a finales del siglo 19 los pescadores empezaron a contar con equipos más avanzados para su trabajo diario. Fue un empresario portugués rico llamado Vasco Bensaude el que tras mostrar mucho interés por la raza, reactivó la cría del perro de agua en 1930.

Tras buscar a los perros que quedaban  entre los pescadores de la costa, Bensaude se quedó con un perro llamado Leao y comenzó a trabajar para revivir la raza.

A trabajar

En 1980, el American Kennel Club los clasificó como perros trabajadores entrando a formar parte del grupo “trabajador”.

Los perros de agua pueden realizar labores de vigilancia de bienes, tirar de trineos, pescar e incluso rescatar a personas en el agua. Además, como la mayoría de los perros que pertenecen a este grupo (Danés, Terranova, Bernes o  Huskies siberianos) son adecuados como mascotas de protección en las familias debido a su gran tamaño y una fuerza impresionante.

Todas las razas pertenecientes a este grupo son inteligentes y rápidos en el aprendizaje pero eso no significa que no necesiten una formación previa adecuada.

El mejor amigo de la familia

La gente que ama a los perros de agua suelen decir que es como comer patatas fritas, no puedes comer sólo una. Son tan adorables y tienen un carácter tan alegre que conquistan a toda la familia.

Sunny encajará perfectamente en la familia Obama y probablemente imitará todo lo que haga Bo, ya que suelen repetir lo que hacen los perros mayores.

Veteranos en el Capitolio

Conocidos como "Porties" por las personas que los aman, la raza no es ajena en el Capitolio.

El antiguo senador Ted Kennedy – un amante de la raza- llevó a sus dos cachorros Sunny y Splash a las conferencias y ruedas de prensa incluso en los viajes en barco. Amaba la raza tanto que escribió un libro para niños “narrado” por Splash llamado Mi senador y yo.

Bo, el hermano mayor de Sunny fue un regalo del senador Kennedy a la familia Obama.

Seguir leyendo