Animales

Los elefantes utilizan el olfato para encontrar alimento

Por Redacción National Geographic

8 de enero de 2014

Los elefantes son conocidos por sus agudos sentidos del olfato y el oído, que juegan un papel fundamental en su vida cotidiana. Sin embargo, hasta ahora no se sabía hasta qué punto  son esenciales para las tareas diarias.

«Que sepamos, es la primera vez que se realiza una prueba a elefantes para que utilicen el sentido del olfato», comenta Joshua Plotnik, experto en comportamiento animal de la Univesidad de Cambridge (Reino Unido) que dirigió el estudio.

Los resultados muestran datos sobre cómo piensan estos animales, algo que podría ayudar a encontrar formas para evitar, por ejemplo, que ataquen las cosechas. Además, los autores del estudio señalan que se suele subestimar la inteligencia de los paquidermos y otros animales al confiar demasiado en pruebas basadas en la vista o el sonido, en lugar de en el olfato.

Durante el estudio, siete elefantes asiáticos (Elephas maximus) tuvieron que escoger entre dos cubos que podían contener alimento (uno lo tenía y el otro no), una prueba estándar para estudiar la inteligencia de animales como monos, pájaros y perros.

En esta primera prueba se les ofrecía una pista de sonido agitando un cubo cerrado para revelar si tenía semillas de girasol. Sin embargo, los elefantes no parecieron hacer caso y escogieron al azar.

Sin embargo, en la segunda parte podían oler uno de los cubos, el vacío o el lleno, teniendo que escoger entre el que habían olido o uno nuevo y desconocido. Así, los que habían olido el vacío lo rechazaron y escogieron el otro, lo que sugiere que utilizaron el olfato a la hora de elegir, recordando que el primero no olía a nada para optar así por el segundo.

Según el equipo de investigadores, el resultado es sorprendente, pues al contar con un desarrollado sentido del oído, cabía esperar que lo utilizaran al buscar alimento.

«Aunque es posible que no lo utilicen para encontrar comida en estado natural, pensábamos que lo localizarían durante el estudio sólo con pistas auditivas», afirma Plotnik.

«Nuestra investigación sugiere que el sentido del olfato juega un papel más importante a la hora de tomar decisiones que en otras especies, lo que podría tener implicaciones relevantes al diseñar futuras pruebas de inteligencia», añade.

Según expertos del campo, los nuevos estudios deberían, quizá, centrarse primero en descubrir las habilidades especiales de cada animal.

Seguir leyendo