Animales

Los leones de África Occidental, en peligro de extinción

Por Redacción National Geographic

15 de enero de 2014

Según un nuevo estudio, los leones podrían desaparecer en África Occidental si no se mejoran las medidas de conservación.

El estudio, presenta los desoladores resultados de una investigación realizada durante seis años en once países.

Tradicionalmente, los leones llegaron a extenderse desde Senegal a Nigeria, una distancia de más de 2.400 kilómetros. Sin embargo, el nuevo estudio establece que únicamente hay 250 leones adultos, un 1% de la histórica cifra. Estos animales componen cuatro poblaciones aisladas: una en Senegal, dos en Nigeria y una cuarta en las fronteras entre Benín, Níger y Burkina Faso. Solamente esta última cuenta con más de 50 ejemplares.

«Desconocíamos hasta qué punto la situación es grave», declaró el coautor del estudio Philipp Henschel a National Geographic. «En muchos países no se sabía que no quedaban leones porque no ha habido financiación para realizar un estudio detallado».

Henschel y su equipo continuaron profundizando a partir de los estudios llevados a cabo por la Universidad de Duke que, al igual que el nuevo, recibieron financiación de la Iniciativa Big Cats de National Geographic. La última investigación se centra en veintiuna áreas protegidas de once países de África Occidental.

Esta región es más arbolada que otras zonas del continente. Históricamente, los leones se adentraban en los bosques más densos, pero recientemente se han concentrado en bosques más abiertos y sabanas de zonas protegidas. En general, el terreno es ahí más pobre y hay menos presas, lo que podría ser una de las razones por las que las manadas son cada vez más pequeñas.

En opinión de Henschel, la población de leones ha disminuido, en parte, por los cambios del terreno: las granjas, la tala de árboles y la caza han reducido los hábitats de estos animales, convirtiéndose los parques protegidos en su única esperanza.

Sin embargo, durante los últimos años, los leones de estos parques también han muerto en manos de los habitantes de esas zonas en represalia por la muertes entre su ganado, víctimas de los leones. Un problema mayor es, según Henschel, la caza furtiva de las presas habituales de leones: debido a la depresión económica y la caída del número de peces, la población se dedica cada vez más a la caza de animales salvajes como alimento.

¿Qué se puede hacer?

El destino del león de África Occidental se decidirá «en los próximos cinco años, o menos», afirma Henschel. «Si contamos con financiación, cooperación de las autoridades y la comunidad internacional, creo que hay esperanza. Hay muchas personas comprometidas pero no tienen los medios necesarios».

Henschel cree que debería buscarse un método alternativo de financiación, como el turismo natural que aporta miles de millones de dólares en África Oriental y Austral. «Los gobiernos de África Occidental se han mostrado reacios a invertir en zonas protegidas porque no pueden asegurar ingresos a corto plazo», y añade: «creo que la clave está en mejorar los programas de educación y formación de guardas locales».

Según Christine Breitenmoser, del IUCN/SCC Cat Specialist Group, «la secuencia genética de los leones de África Occidental es única y no se encuentra en otros leones, incluidos los que están en cautividad, lo que hace que su protección sea todavía más urgente».

Seguir leyendo