Ciencia

El primer exoplaneta y la evolución del universo ganan el Nobel de Física

Tres astrofísicos han sido galardonados hoy por la Real Academia de las Ciencias de Suecia por sus descubrimientos sobre los exoplanetas y la evolución del universo. martes, 8 de octubre de 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Las ideas de Peeble sobre cosmología física fertilizaron todo el campo de la investigación, sentando las bases de la transformación de este campo en el último medio siglo.

Entender la evolución del universo y el lugar que el planeta ocupa en él ha sido siempre una de las mayores incógnitas de la humanidad.

Enmarcada en esta línea, la investigación de James Peebles, de la Universidad de Princeton en EE. UU, sobre la evolución del universo desde el Big Bang ha sido galardonada por la Real Academia de las Ciencias de Suecia con el Premio Nobel de la física, por su enorme contribución al conocimiento de la composición del cosmos.

También premiado, el trabajo de Michel Mayor y Didier Queloz, de la Universidad de Ginebra y de Cambridge, descubrió en 1995 el primer planeta extrasolar que orbita una estrella. Aquel descubrimiento abrió la puerta de la observación de un universo donde ya han sido encontrados más de 4.000 planetas extrasolares.

“Nos dieron una nueva visión de nuestro lugar en el universo”, afirman en un comunicado los expertos de la Real Academia de las Ciencias en Suecia. Las ideas de Peeble sobre cosmología física fertilizaron todo el campo de la investigación, sentando las bases de la transformación de este campo en el último medio siglo.

El 95% del universo es todavía un misterio

Sobre el marco teórico de este cosmólogo se asientan las bases de la imagen actual del universo. Hace casi 14 mil millones de años, este era extremadamente cálido y denso, pero desde entonces se ha expandido y se ha vuelto cada vez más frío.

Exoplanetas 101
Exoplanetas 101
Los exoplanetas ponen en tela de juicio la idea de que estamos solos en el universo. Descubre qué tipos de exoplanetas existen, los métodos que emplean los científicos para descubrirlos y cuántos mundos podrían existir en la Vía Láctea.

“Casi 400,000 años después del Big Bang, el universo se volvió transparente y los rayos de luz podían fluir libremente”, explica la Real Academia. “Con sus herramientas y cálculos teóricos, James Peebles pudo interpretar estas huellas desde la primera infancia del universo y descubrir nuevos procesos físicos”.

Los estudios del cosmólogo arrojaron luz sobre las estrellas, los planetas y el universo en general, pero descubrió también que, más allá de esos hallazgos, un 95% del universo era materia y energía oscura aún desconocida.

51 Pegasi b, la revolución de los exoplanetas

En octubre de 1995, Didier Queloz y Michel Mayor revolucionaron el campo de la astronomía con el descubrimiento del primer planeta fuera del sistema solar, 51 Pegasi b, en órbita alrededor de una estrella similar al sol en nuestra Vía Láctea.

“Constantemente se descubren nuevos mundos extraños, con una asombrosa riqueza de formas, tamaños y órbitas”, declara la academia sueca. “Desafían nuestras nociones de cómo podría ser un sistema planetario y obligan a los científicos a revisar sus teorías sobre los procesos físicos que subyacen a la creación de los planetas”.

En esta línea de investigación se han descubierto desde entonces más de 4.000 exoplanetas, algunos de ellos tan similares a la Tierra que revolucionan las investigaciones de la comunidad científica tratando de dar respuesta a la gran pregunta. ¿Albergan vida?  

Seguir leyendo