Ciencia

Analizamos el régimen nazi en "Los secretos del III Reich"

Por Redacción National Geographic

26 de junio de 2012

Serie de seis episodios, que repasa la historia del nazismo a través de alguno de sus personajes más notables, como Himmler, Rohmer o Speer, y de la figura de Adolf Hitler y sus relaciones con las mujeres, el dinero o su familia.

Estreno: Todos los martes, a las 22.35 horas, desde el 7 de agosto.

Pese a ser la encarnación del mal absoluto en el imaginario colectivo de la mayoría de las personas, los nazis siguen ejerciendo hoy una fascinación particular no sólo entre los historiadores y profesionales, sino también entre la población que los mira entre el miedo y el asombro, tratando de explicarse cómo es posible que asistamos en la actualidad al resurgimiento en Europa de facciones inspiradas en ellos que, azuzadas por la crisis económica y un nacionalismo trasnochado, parecen ignorar la megalomanía, la locura y el desastre que significó el III Reich.

De su siniestra historia y su más que oscuro legado se ocupa la serie “Los secretos del III Reich”, excepcional producción de seis episodios que repasa la historia del régimen nazi a través de algunas de sus más prominentes figuras y de las obsesiones de su máximo hacedor, Adolf Hitler, del que podremos saber más sobre sus relaciones con las mujeres, el dinero e incluso su familia y sus controvertidos orígenes judíos.

La cita será en agosto, todos los martes, en el horario estelar de las 22.35 horas, desde el día 7, una curiosa forma de llenar las noches de verano, aprendiendo y sorprendiéndonos con las perversiones que puede llegar a alcanzar la mente humana y lo peligrosas que pueden ser cuando se las toma en serio.

“Los secretos del III Reich” utiliza abundantes imágenes de archivo de los protagonistas, algunas de ellas oficiales y ampliamente difundidas, y otras, mucho más privadas, algunas inéditas para los espectadores. Asimismo, la serie cuenta con la participación de destacados escritores, historiadores y especialistas en este período de la historia, entre los que destacan biógrafos de Himmler, Peter Longerich, o de Speer, Dan Van Der Vat y Matthias Schmidt. Otros personajes destacados que colaboran son también los historiadores Heinrich Schwendemann o David Cesarani.

La serie se inicia el martes 7 de agosto, precisamente, con el documental sobre Heirich Himmler. Bajo el título “El discípulo de Hitler”, este programa penetra en la retorcida personalidad de este fiel servidor del Führer, líder nacional de las SS, jefe de policía, ministro del interior y comandante en jefe, que alcanzó las cotas de poder más altas del estado y fue uno de los máximos responsables de la solución final, la masacre de más de seis millones de judíos ordenada por los nazis. Himmler se sentía atraído por el ocultismo y por la mitología germánica, cuyas leyendas y símbolos le sirvieron de inspiración para crear la iconografía del nazismo.

La cita del 14 de agosto, a las 22.35 horas, nos lleva a un tema muy particular: “Las mujeres de Hitler”.La vida privada del Führer era uno de los secretos mejor guardados del régimen. Además de su relación con Eva Braun, a la que conoció cuando esta tenía tan solo 19 años, el programa recuerda a otras mujeres que también pasaron por la vida del dictador, como su sobrina, Geli Raubal, cuyo suicidio desató los rumores del incesto. Todas jóvenes y muy similares físicamente, parecían caer embelesadas por él. El programa incluye testimonios de historiadores y psicólogos para saber a qué se debía esa capacidad de seducción.

La semana siguiente, el 21 de agosto, a las 22.35 horas, la serie seguirá con “El zorro del desierto”, dedicado al general Erwin Rommel, apodado con ese calificativo y decisivo en la campaña militar del Norte de África durante la II Guerra Mundial. En el punto álgido de su éxito, la sola mención de su nombre parecía suficiente para sustituir a divisiones enteras en el campo de batalla. Pero en sus últimos años, sus impresionantes éxitos militares dejaron paso a grandes derrotas. Hacia el final de la guerra surgieron discrepancias entre Rommel y el Hitler, lo que terminó por provocar un suicidio forzado que se tapó con un funeral de estado.

El cuarto episodio de la serie, “El dinero de Hitler”, se estrena el martes 28 de agosto, a las 22.35 horas. Este documental presenta a un Adolf Hitler fascinado por la riqueza, muy lejos de la figura asceta y sobria impuesta por el Reich. El documental narra cómo no tenía reparos a la hora de sustraer fondos públicos. Tuvo acceso a grandes sumas de dinero para su uso personal y sacó partido a su posición convertirse en un hombre muy adinerado. En realidad, el régimen nazi ocultaba un complejo sistema de corrupción y enriquecimiento personal.

El quinto episodio de la serie es “La familia de Hitler” y se estrena el martes 4 de septiembre a las 22.35 horas. Este documental describe los métodos usados por el Führer para mantener en secreto los orígenes de sus antepasados y la situación de sus familiares más cercanos. Se trata de una historia oculta, que va saliendo poco a poco a la luz y que nada tiene que ver con la imagen edulcorada fabricada por la propaganda nazi. En realidad, los archivos personales de algunos parientes y los testimonios como los de la segunda esposa de su hermano Alois, sirven para desvelar todo tipo de secretos: enfermedad mental, bigamia, disensión política, el suicidio de su sobrina Geli... Un torrente de información que habría empañado su inmaculada imagen pública.

“Los secretos del III Reich” concluirá el 11 de septiembre, a las 22.35 horas, con el estreno de “El arquitecto de Hitler”, que se centra en la vida y personalidad de Albert Speer, el arquitecto que dio forma a la parafernalia nazi al diseñar los escenarios de sus desfiles y convenciones, como la de Nuremberg de 1934, cuya grandiosidad le colocó entre los favoritos del Reich. Ministro de armamento, amante del arte – arrampló con numerosas obras de arte procedentes de familias judías- y artífice de la concepción de Germania, esa mezcla de Londres y París que Hitler quería levantar como su legado personal, se invistió de una aureola de “nazi bueno”, una concepción inventada por él mismo, en la que había más mentira que verdad.

Seguir leyendo