Ciencia

El vestido más antiguo del mundo tiene 5.000 años

Por Redacción National Geographic

19 de febrero de 2016

Hace 5.000 años ya existía la moda. Y la alta costura artesanal. Las nuevas pruebas sobre el vestido de lino encontrado en una tumba egipcia de hace 5.000 años han demostrado que se trata de la prenda más antigua encontrada hasta el momento.

Perfectamente cosida y con detalles plisados, nos muestra la complejidad y la riqueza de la sociedad que lo elaboró. 

La prenda, conocida como vestido Tarkhan, es un hallazgo de una rareza sorprendente. Pocas piezas de ropa ancestrales elaboradas de fibras vegetales o pieles de animales han escapado a la desintegración producida por el paso de los años. Los textiles que se han recuperado de las expediciones y excavaciones arqueológicas no suelen tener más de 2.000 años, ha declarado Alice Stevenson, conservador del Museo Petrie de Arqueología Egipcia de Londres y coautor de un nuevo estudio publicado en la revista Antiquity sobre la historia de la ropa.

Solo un puñado de prendas de vestir de la misma época ha sobrevivido hasta nuestros días, pero se trata de telas que se envolvían alrededor del cuerpo.

Sin embargo, el vestido Tarkhan, es una pieza de la antigua alta costura. Con sus mangas a medida, el cuello en forma de V, y pliegues estrechos, podría tratarse perfectamente de una prenda en cualquier tienda de ropa moderna.

Todos los detalles refinados y delicados solo podrían haber sido obra de un diseñador-artesano especializado. Y estos solo se pueden encontrar en una sociedad próspera y jerárquica como el Antiguo Egipcio de hace 5.000 años, un momento en el que el reino quedó bajo el mandato de un solo gobernante.

Las arrugas que aún perduran en los codos y las axilas insinúan que fue un vestido usado onn cierta frecuencia, no solo en las ceremonias.

Tras estar más de 5.000 años en una tumba egipcia, el vestido fue enviado a la Petrie por los arqueólogos a principios del 1900. Pero se mezcló en un montón de telas sucias y quedó perdido entre ellos hasta que unos expertos en conservación hallaron en 1977 la prenda. Fue encontrada como una camisa con jirones, pero prendas similares de siglos después hacen sospechar que originalmente era más larga, ha comentado Stevenson.

Seguir leyendo