Ciencia

Encontrados dos cuerpos dignos del Doctor Frankenstein

Por Redacción National Geographic

10 de julio de 2012

En un momento de ¡Eureka! Digno del Dr. Frankenstein, los científicos han descubierto que dos cadáveres encontrados en Escocia con 3000 años de antigüedad están formados por los restos de seis personas.

De acuerdo con los experimentos de comparación del ADN, las momias, (un hombre y una mujer) estaban hechas con la unión de miembros de varios seres humanos.

Las momias fueron descubiertas hace más de una década entre los restos de un poblado prehistórico en Cladh Hallan, en la isla de South Uist, en la costa de Escocia.

Los cuerpos habían sido enterrados en posición fetal entre 300 y 600 años tras su defunción.

Basándose en la posición de las estructuras y los esqueletos, los científicos han determinado que los cuerpos se enterraron en una hullera para ser desenterrados varios siglos después.

Según Terry Brown, de la universidad de Manchester, los primeros indicios fueron al encontrar una mandíbula que no encajaba con el cráneo del portador, lo que les hizo comenzar a analizar el ADN para llegar a la percatarse de que en realidad había restos mortales de más de dos personas en los dos cadáveres que se encontraron.

Un chapuzón en el pantano

Otro rasgo particular de las momias de Cladh Hallan consiste en su inusual buen estado de conservación.

Las charcas de brea crean un entorno de alta acidez y baja oxigenación que inhibe a los cuerpos de una de las bacterias culpables del deterioro, como ha dicho Gill Plunkett, paleontólogo de la Queen's University de Belfast a pesar de no estar dentro de este estudio.

En estos cadáveres, los huesos aún mantienen las articulaciones, unidas unas a otras como lo estuvieron en vida.

Cuando fueron re- enterradas de nuevo, el tejido blando de los restos comenzó a resquebrajarse y a deteriorarse. A pesar de todo esto, los investigadores aun no saben con certeza como y porqué se llegó a este inusual proceso de mezcla de restos.

Una de las teorías que se han desarrollado, puede ser por mera casualidad a la hora de enterrar los cuerpos, pero otra, asegura que pudo ser deliberado, para crear un cuerpo que uniese a varios.

Otra teoría, las asemeja a las momias de Chinchorro, en los Andes Chilenos, donde el embalsamamiento se daba reconstruyendo los cuerpos con hierba o pelo de animal.

¿Más momias híbridas?

De acuerdo con Brown, hay otras momias ahí fuera esperando a ser descubiertas.

En caso de existir más cuerpos compuestos, está claro que serán de tiempos ancestrales.

Según ha dicho Brown “Creo que cuanto más atrás nos remontemos en el tiempo, los rituales serán más extraños, teniendo que adentrarnos en las nieblas de los tiempos antiguos”

Seguir leyendo