Ciencia

¿Es la risa la mejor medicina?

Por Redacción National Geographic

6 de octubre de 2015

Siempre hemos querido creer que reír es bueno para la salud, aunque en realidad esta afirmación tiene poca base científica.

En cualquier caso, una buena carcajada no hace daño a nadie, ¿o sí? Según algunos estudios, se han registrado casos en los que la risa ha provocado ataques de asma o derrames cerebrales e incluso un investigador cree que estar rodeado de personas que ríen por cosas poco apropiadas o políticamente incorrectas aumenta el estrés.

Otros no piensan lo mismo.

«Reír libera endorfinas en el cerebro», afirma Michael Miller, de la Universidad de Maryland (Estados Unidos).

Las endorfinas activan los receptores de la superficie del endotelio, un tejido que recubre los vasos sanguíneos, lo que permite liberar óxido nítrico, que dilata los vasos sanguíneos y permite aumentar el flujo de sangre, reducir la inflamación y la formación de colesterol.

Durante un estudio llevado a cabo en 2005, Miller observó el flujo sanguíneo de 20 voluntarios antes y después de ver una película triste y una comedia. Tras la triste, el flujo sanguíneo era más reducido en 14 de los 20 participantes, mientras que tras la comedia, el flujo aumentó un 20 % de media.

«La mejor risa es la que hace que se nos salten las lágrimas», afirma. Su recomendación: al menos 30 minutos de ejercicio tres veces a la semana y 15 minutos diarios de risa.

Reír a carcajadas

No es fácil buscar financiación para estudiar la risa y el humor. Cuando Mary Bennett, directora de la escuela de enfermería de la Universidad de Western Kentucky (Estados Unidos), quiso investigar los efectos de la risa en el sistema inmunitario, tuvo que pedir los equipos a otros investigadores y laboratorios. «Es muy difícil que te tomen en serio cuando dices que quieres estudiar la risa», afirma.

Sin embargo, su estudio realizado con 33 mujeres sanas, publicado en 2003, mostró que aquellas que estuvieron riéndose con una comedia tenían niveles más altos de células NK, que aumentan la capacidad para enfrentarse a enfermedades. Sin embargo, el efecto solamente pudo observarse en los sujetos que rieron a carcajadas, no en los que vieron la película tranquilamente.

Otro estudio, realizado en Japón, descubrió que la risa mejora los factores antiinflamatorios de la sangre en personas con artritis reumatoide.

Sin embargo, la mayoría de las investigaciones sobre risa y salud dependen de estudios subjetivos y no tienen base científica, y además algunos son contradictorios.

Sin duda, las comedias, los chistes o una hora con los Hermanos Marx puede parecernos terapéutico, pero cuando preguntan a Bennett, que ha pasado gran parte de su carrera estudiando el campo, si la risa puede curar o prevenir enfermedades, su respuesta es un rotundo «no», aunque añade «creo que es un útil complemento para la medicina real. Si, por ejemplo, estás recibiendo quimioterapia, cualquier cosa que te permita mantenerte sano y desconectar es de gran ayuda».

Seguir leyendo