Ciencia

¿Evolucionó el color de la piel para protegernos del cáncer?

Por Redacción National Geographic

12 de marzo de 2014

Un nuevo estudio sobre el cáncer de piel sugiere que todos fuimos blancos una vez, luego negros y luego algunos volvieron de nuevo a ser blancos. El autor de la investigación publicada en Proceedings of the Royal Society B, Mel Greaves, analizó 25 estudios de cáncer de piel en albinos africanos. Los albinos tienen menos melanina, el pigmento natural que protege la piel del sol. Cuanta más melanina hay en el cuerpo, más oscura es la piel.

Greaves descubrió que los basaliomas y carcinomas espinocelulares en albinos africanos son rápidamente mortales y concluyó que la prevención del cáncer de piel llevó al hombre a evolucionar hacia un color más oscuro. Otros científicos, incluido Charles Darwin, siempre han rechazado este tipo de teorías, pues el cáncer de piel suele afectar a personas más allá de su edad fértil.

Según el experto, la piel negra se convirtió en la norma en África hace más de un millón de años, cuando los humanos habían perdido la mayoría del pelo corporal y la pigmentación negra se convirtió en una adaptación fundamental para proteger la piel desnuda, pálida, de la radiación ultravioleta.

Esta radiación provoca daños en las glándulas y la degradación de ácido fólico y otros nutrientes esenciales de la sangre; sin embargo, el cáncer de piel no ha sido considerado un motivo que forzara la adaptación, pues suele ser benigno o aparecen demasiado tarde como para tener una clara influencia en la evolución.

Ahora, Greaves sugiere lo contrario en su estudio. Según su teoría cuando después nuestros ancestros dejaron África y se instalaron lejos de las regiones ecuatoriales y tropicales adquirieron un tono de piel más pálido, debido a la reducción de rayos ultravioleta y probablemente también a que la piel blanca produce más vitamina D y la piel oscura es más susceptible a la congelación.

Seguir leyendo