Ciencia

Las mujeres pueden identificar inconscientemente a los hombres a través del olfato y viceversa

Por Redacción National Geographic

10 de mayo de 2011

Según un estudio reciente, las mujeres y los hombres pueden identificar al sexo opuesto a través del olfato gracias a feromononas inodoras.

Este descubrimiento se une a las pruebas que parecen indicar que los humanos, como los animales, saben más gracias a su olfato de lo que se pensaba.

«Sabemos que las señales químicas son las más utilizadas por los animales para comunicarse, lo que no se da en los humanos», afirmó Wen Zhou, director del estudio y psicólogo de la Academia China de Ciencias de Beijing.

«Sin embargo, basándonos en nuestros experimentos, sí que se ven influenciados por estas señales, aunque no lo sepan de forma consciente».

En un experimento reciente, los sujetos que olían feromonas del sexo opuesto podían identificar el sexo de las figuras humanas ambiguas, incluso cuando no sabían que estaban oliendo algo.

Las feromonas, sustancias químicas que pueden transmitir información sexual, están muy extendidas en el mundo animal, y muchos estudios señalan que los humanos también las utilizan de forma inconsciente.

Zhou y sus colaboradores utilizaron videos en los que puntos de luz imitaban movimientos humanos.

Estos videos se realizaron con personas que llevaban trajes de captura de movimiento con marcadores denominados LED, parecidos a los que se utilizan en Hollywood para crear efectos especiales.

Los científicos manipularon matemáticamente las imágenes para que el movimiento y la forma de andar de las figuras no fueran típicamente masculinos o femeninos.

Las feromonas sexuales intervienen en la identificación del sexo

Veinte hombres y veinte mujeres vieron el video con las figuras ambiguas y otras figuras que eran manifiestamente femeninas o masculinas. Mientras veían el video, los sujetos olieron aceite de clavo con el esteroide masculino androstenediona, el esteroide femenino estratetraenol o aceite neutro utilizado como base para cosméticos.

Los hombres que habían olido la feromona femenina eran más proclives a identificar la figura como mujer, y todavía más a identificar las figuras masculinas como femeninas que aquellos que solamente habían olido el aceite de clavo.

Se observó el mismo resultado cuando las mujeres olían la sustancia masculina: eran más propensas a identificar las figuras como masculinas que las mujeres que habían olido el aceite neutro.

El estratetraenol no tuvo efecto en las mujeres y el esteroide androstenediona no tuvo efecto en los hombres.

Esta diferencia en la percepción no parece relacionarse en absoluto con lo que el olfato transmite: una persona con los ojos tapados no pudo diferenciar el aceite de clavo con esteroide del aceite neutro.

«Está por debajo de nuestra percepción», afirma Zhou. «No sabían lo que olían, pero su comportamiento evidenció las diferencias».

Zhou presentó su investigación en abril en la reunión anual de la Association for Chemoreception Sciences.

Seguir leyendo