Ciencia

Olvídate de los rabos de pasas: pásate al café

Por Redacción National Geographic

El café es el impulso de energía que eligen millones de personas para mantenerse despiertos. Ahora, el profesor asistente de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, Estados Unidos), Michael Yassa, y su equipo han descubierto otro uso de este estimulante: como potenciador de la memoria.

El estudio, publicado en Nature Neuroscience, demuestra que el café mejora la memoria hasta 24 horas después de su consumo. En National Geographic hablamos con su director.

Estudios anteriores ya hablaban de los efectos positivos de la cafeína sobre la memoria. ¿Cuál es la novedad de esta investigación?

Durante mucho tiempo se ha pensado que la cafeína tenía este efecto en los animales. Por ejemplo, un estudio demostró que las abejas que ingieren néctar con cafeína tienen más posibilidades de recordar el aroma de una flor. Sin embargo, los estudios en humanos no han sido concluyentes porque la cafeína se administraba antes de las pruebas de memoria, por lo que los resultados podían confundirse con otros factores.

Durante el estudio, su equipo suministró a personas que normalmente no toman cafeína un placebo o una pastilla de cafeína de 200 miligramos cinco minutos después de observar una serie de imágenes. Ambos grupos volvieron a las 24 horas, siendo los consumidores de cafeína los que mejor recordaban las imágenes.

La cafeína fue aislada por primera vez del grano de café en el siglo XIX por un químico alemán. ¿Qué sabemos exactamente de sus efectos?

Hay varios mecanismos. Actúa en los receptores de adenosina y aumenta el ritmo cardíaco, la presión arterial, la atención, la capacidad de respuesta (de lucha o huida) cuando, por ejemplo, vemos un oso. Es lo que ocurre cuando se dice normalmente que tenemos un subidón de adrenalina. También actúa sobre una pequeña región del hipocampo, que juega un papel fundamental en la memoria a largo y corto plazo.

¿Cuánto café hay que tomar para consumir 200 miligramos de cafeína?

Aproximadamente dos cafés solos.

Teniendo en cuenta los resultados, ¿deberíamos ahora tomarnos varios «lattes» al día?

No debemos olvidar que llevan muchísimo azúcar. Yo he sido consumidor de café durante años y no voy a doblar mi dosis.

Noticia relacionada: ¿Cómo sería la vida sin café?

Para la investigación recurrieron a personas que normalmente no beben café. Teniendo en cuenta que el café es el estimulante más popular del mundo, ¿fue un problema encontrar a personas suficientes?

Sí que lo fue, y también a la hora de encontrar personas que fueran sinceras. Hicimos una prueba de saliva antes para detectar cafeína en el sistema y tuvimos que desechar a varias.

¿Cuáles son los inconvenientes del café?

Ingerido en grandes cantidades puede producir nerviosismo y dolor de cabeza, y pueden darse sobredosis: no olvidemos que es un estimulante. Los resultados no deben ser vistos como un permiso para tomar cantidades ilimitadas.

¿Qué aplicaciones podría tener en el futuro? ¿Podría la cafeína ser un remedio contra el Alzheimer o la demencia?

No creo que pueda acabar con estas enfermedades, aunque es posible que sirviera de ayuda. Nuestro siguiente paso es utilizar técnicas de imagen cerebral para estudiar los mecanismos del cerebro.

No he podido evitar notar lo rápido que habla, es posible que tenga que revisar sus respuestas.

Debe ser la cafeína...

Noticia relacionada: El perturbador secreto tras el café más caro del mundo

Seguir leyendo