Ciencia

Una nueva técnica para regenerar el cabello

Por Redacción National Geographic

25 de octubre de 2013

No es el primer tratamiento contra la calvicie, pero sí quizá el primero en funcionar. En un estudio que acaba de ser publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, los autores tomaron células pilosas humanas y las agruparon en los llamados esferoides 3D. Después, las insertaron en piel humana e injertaron ésta en la espalda de unos ratones. El resultado fue positivo: ¡les creció pelo!

Sin embargo, será necesario más tiempo para saber si este método realmente funcionará en humanos. Mientras tanto, vamos a hacer un repaso de la historia del hombre en su lucha contra la calvicie.

Tiempos bíblicos: en el Segundo Libro de los Reyes se cuenta que unos jóvenes se burlaban del Profeta Eliseo por ser calvo. El humillado profeta se aplicaba grasa de oso en la cabeza como remedio, pensando que algo se le pegaría del peludo animal.

50 a.C.: ¡La corona de laurel de Julio César no era más que su particular versión de un peluquín!

Años 40: Los hombres no se quedan calvos por pensar demasiado, ni es culpa de la caspa ni de la polución. Algunos estudios indicaban ya que era algo hereditario o culpa de las hormonas.

Años 50: Un médico de Nueva York injerta por primera vez pelo de una zona de la cabeza a otra con calvas. Empieza la época de los trasplantes capilares.

1988: Se aprueba el uso del minoxidil, que frena la caída del cabello y estimula su crecimiento. Según los dermatólogos, dos tercios de los pacientes con calvicie experimentaron mejoras entre mínimas y moderadas. En mujeres el porcentaje de éxito es mayor.

Años 90: Los esprays que colorean las calvas del mismo color que el pelo se convierten en un recurso utilizado por algunos. Mientras tanto, famosos como Michael Jordan ponen de moda las cabezas completamente rapadas.

1997: La FDA aprueba el uso de Finasterida, el primer fármaco anticalvicie. Según los estudios, ofrece una probabilidad del 75% de frenar la caída del cabello en hombres de entre 18 y 40 años, pero únicamente un 37% de crecimiento en la parte delantera del cuero cabelludo.

2007: La FDA aprueba el cepillo láser para combatir la calvicie. Durante las pruebas, 123 hombres lo utilizaron tres veces por semana, y resultó que 9 de cada 10 registraron  una menor caída del cabello. Parece que el láser no sirve sólo para depilar, ¡también para hacer crecer cabello!

Seguir leyendo